Ellos lograron transformar a su familia

Ellos lograron transformar a su familia

Por Social Media

«Después de que mis padres se divorciaron caí en una fuerte depresión, sentí que yo tenía la culpa de las dificultades de mis papás. Quise contrarrestar mi problema emocional acudiendo a fiestas, saliendo con amigos, pero nada de eso me daba paz. Incluso, tuve pensamientos de suicidio y en dos ocasiones lo intenté.
Mi papá llegó al Templo de los Milagros y, al darse cuenta de que yo no estaba bien, me invitó. Acudiendo a las reuniones en mi interior sucedió algo diferente: las ganas de morir se fueron. Ha sido una transformación del agua al vino, no siento la necesidad de buscar fuera de casa amor o tranquilidad porque Dios hizo que mi familia me diera eso y más.» -Isabel Valencia

«Pasaba por un vacío existencial muy fuerte debido a algunos traumas personales. Ser profesionista tampoco me daba la felicidad, por eso recurría a fiestas, pero terminaba sintiéndome peor: con ansiedad, miedos, soledad, me aislaba y sufría tormentos espirituales. Por otro lado, mi hermana estaba enferma y casi perdió tres órganos de su cuerpo.
Mi madre, quien ya participaba en el Templo de los Milagros, oró e hizo propósitos de fe por mí y mi hermana. Ahí comenzaron los resultados, pues ambas acudimos también y eso permitió que yo superara la tristeza, dejara mi pasado atrás y me liberara de esos sentimientos dañinos. Hoy mi hermana está bien de salud, sin ninguna complicación o secuela.» -Yenifer Cortés y familia

«Nuestro matrimonio pasaba por serios problemas, ya que empezamos discutiendo con palabras y terminamos golpeándonos. Nosotros llegamos a pensar que la única solución era separarnos, pues no podíamos seguir viviendo bajo esas condiciones. Anhelaba que las cosas fueran distintas, pero mi realidad estaba lejos de lo que quería.
Sin embargo, todo cambió cuando encontré a Dios. Al conocer más de Él y de su Palabra, en el Templo de los Milagros, nuestra historia tomó otro rumbo. Yo tuve una transformación en mi carácter; al verme diferente mi esposa se unió a esta fe, juntos luchamos por nuestra relación. Actualmente tenemos un matrimonio de amor, respeto y apoyo mutuo.» -Catalina y Juan Hernández

«Tenía fuertes conflictos con mi esposo debido a que él tomaba y fumaba bastante, y era muy celoso. Estos pleitos me dejaban muy tensa y me desquitaba con mi hijo, lo maltrataba. La situación estaba mal, tanto que pensé que separarme de él sería la mejor solución, o bien, quitándome la vida. Además, me detectaron colitis y tomaba grandes dosis de medicamento.
Conocí el Templo de los Milagros por su programa de televisión. Una vez que asistí, no dudé en poner todo de mi parte para que la situación cambiara, perseveré. De esta forma, la relación con mi esposo se volvió buena y soy una buena madre con mis hijos. Al poco tiempo, sané de mi padecimiento. Dios me enseñó a valorar a mi familia y la vida.» -Laura Gallardo

«Drogas, alcohol, fiestas, amigos… esa fue mi vida durante mucho tiempo. Lo que más anhelaba era ser feliz, busqué de diversas maneras lograrlo, pero no tuve éxito. Solo hallaba desdicha y eso me causó tristeza. Me faltaba algo; sin embargo, no sabía qué pues en mi mente no estaba la idea de que fuese Dios ya que me consideraba incrédulo.
No obstante, esas ideas cambiaron cuando llegué a la Universal. Aquí, encontré el camino para ser verdaderamente feliz, me di cuenta que sí necesitaba a Dios. Gracias a que seguí los consejos que escuchaba en las prédicas, usé la fe y confié en el Señor Jesús, ahora estoy libre de vicios. He sido transformado como el agua en vino.» -Marcos Hernández

«Los vicios y la infidelidad de mi esposo no solo afectaron nuestro matrimonio, sino que me volvieron una mujer insegura y deprimida. De hecho, a mi hija casi ni le dábamos atención. Ahora mi esposo me comenta que esa situación le hacía sentir mal, pero no encontraba las fuerzas para pedirnos perdón y, sobre todo, reivindicarse.
Mi suegra nos habló del Templo de los Milagros, dijo que aquí, por medio de nuestra fe, encontraríamos la ayuda de Dios y la solución a nuestros problemas. Después de un proceso, mi esposo no ingiere ninguna sustancia ni me es infiel; por mi parte, vencí las inseguridades y la tristeza. Hoy en día, puedo decir que sí somos un matrimonio feliz.» -Lizbeth Valdovinos y esposo

Ofrenda Online

Informe Plan Emergente de Ayuda alimentaria en Manzanillo y Zacatlán

Platicar con un Pastor

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/03/09/ellos-lograron-transformar-a-su-familia-5/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games