Eva: La mujer más odiada

Redes Sociales

Eva: La mujer más odiada

 

 

 

 

Nombre: Eva

Significado de su nombre: «Aquella que da vida»

Lugar de nacimiento o residencia: Jardín del Edén.

Ocupación original: Auxiliadora del primer hombre «Adán»

Logros: Tuvo el privilegio de caminar junto con Dios y disfrutar del paraíso.

Virtudes: Auxiliadora

Defectos: Se dejó llevar por sus sentimientos y desobedeció a Dios comiendo del fruto prohibido.

Ubicación bíblica de la historia de este personaje: Génesis 2-5


“Y dijo Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él” (Génesis 2:18). De ese modo Eva fue contemplada en los planes de Dios para ser la auxiliadora del hombre. Eva fue la primera mujer que gozo del privilegio de conocer a Dios cara a cara y caminar junto a Él. Ella tenía todo a su disposición, comía de lo mejor y vivía en el paraíso.

Sin embargo, había un árbol en medio del Edén, el árbol del conocimiento del bien y del mal, que Dios colocó allí porque no fuimos creados como robots; siempre tuvimos el dereEva: La mujer más odiada cho de elección “Y ordenó el SEÑOR Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer, pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comas, ciertamente morirás.” (Génesis 2:16,17).

Eva, llevada por sus sentimientos e influenciada por la voz de la serpiente, ignoró lo que Dios había ordenado, comió del fruto prohibido, y también se lo dio a su marido. Los dos desobedecieron las instrucciones de Dios sobre aquel árbol y toda armonía y pureza que tenían, se fue y el mal empezó a tener poder sobre el hombre.

Una mala elección cambió radicalmente la vida de ambos. Eva tomó como guía de su vida a su alma (sus sentimientos) y no al Espíritu (su raciocino). Ella pasó de tenerlo todo a su disposición a tener una vida llena de luchas para obtener las cosas. La columnista Cristiane Cardoso afirma que: “Nuestra lucha contra el corazón maligno, que después del Edén se hizo nuestro enemigo número uno, es constante, diaria, y pocos saben de eso. Por eso, el mundo vive en el mal y sólo va empeorando. Necesitamos fortalecer nuestro espíritu para ya no ser un fruto de esa maldición… Jesús vino para salvarnos de ella y dejar su Espíritu para ayudar a nuestro espíritu a ser más fuerte que nuestro corazón” .

Debemos aprender de este ejemplo y no ser como Eva, una persona que lo tuvo todo, pero a causa de su mala elección, perdió aquello que poseía. Debemos usar nuestra cabeza y no el corazón.

Comments

comments

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba primero noticias sobre el Centro de Ayuda