¡Cuidado! Podrías estar en un punto ciego

¡Cuidado! Podrías estar en un punto ciego

Por Departamento Web 2

¿Alguna vez has oído hablar del punto ciego? Si conduces, seguramente sabes que los espejos de los automóviles tienen puntos ciegos. Por lo tanto, hay que tener mucho cuidado para no dejarse engañar por ellos y acabar involucrándose en un accidente de tráfico.

Pero si no eres hábil, te explicamos qué son estos puntos ciegos y por qué son tan peligrosos: son áreas alrededor del vehículo que los espejos retrovisores no pueden captar y, por lo tanto, se escapan de la visibilidad del conductor.

 Por ejemplo: en caso de adelantarse, si el otro vehículo se encuentra en una zona fuera de la vista del conductor, este pasará al otro carril creyendo que no hay peligro. Sin embargo, será sorprendido por ese vehículo que no podía ver al mirar por el espejo retrovisor. En consecuencia, provocará un accidente.

Puntos ciegos en la vida espiritual

Como en el tráfico, también hay puntos ciegos en la vida espiritual. Por ello, es necesario estar muy atento a ellos para que no nos engañen y nos hagan pensar que determinada situación no representa peligro, cuando en realidad es una gran trampa del mal para hacernos pecar.

El autoengaño

Peor que ser traicionado, engañado por alguien, es la autotraición, el autoengaño. Esto sucede cuando no nos conocemos a nosotros mismos, y los sentimientos y las debilidades se esconden dentro de nosotros porque no sabemos cómo enfrentarlos. Entonces, nos convencemos de que estamos bien y que nunca nos debilitaremos, pecaremos y caeremos en la fe.

Pero, desafortunadamente, eso no es lo que hemos visto suceder. Algunas de las personas que cayeron en pecado llegaron a decir: «Nunca hubiera imaginado que sería capaz de cometer tal acto…»; «Nunca me hubiera imaginado que fuera capaz de traicionar a mi esposo, a mi esposa»; «Nunca pensé que sería capaz de involucrarme con un incrédulo».

Te sugerimos: Suicidio: ¿vivir es más difícil o las personas son más frágiles?

El peligro del piloto automático

Habían entrado en modo de piloto automático, por lo que pensaron que estaban bien, pero cuando fueron puestos a prueba, fallaron.

 El modo automático del corazón, de la mente, es muy peligroso. Porque la persona empieza a sentirse tan segura, que rompe barreras, que antes eran muy importantes para ella.

Puntos ciegos

La persona empieza a hacer concesiones: si antes evitaba tener amistad con chicos incrédulos, ahora lo ve como algo normal.

Aunque no tenía intención de pecar, su comportamiento la ha llevado a entrar en un punto ciego en el que ya no ve esta situación como peligrosa. Lo que una vez consideró inapropiado para su fe ahora es aceptable.

Ceguera espiritual

La ceguera espiritual es el peor de todos los problemas que pueden afectar a un cristiano. Por eso, el consejo sería: busca la visión espiritual, ver la situación en la que estás; sal de ahí mientras puedas. ¡Pide ayuda! Si callas, fingiendo que no pasa nada, te quedas en el punto ciego y te meterás en un accidente que te puede costar la vida, costarte la Salvación.

Para más mensajes de fe, haz clic aquí.

  • Adultos mayores
    Tomando conciencia sobre la violencia a los adultos mayores

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/cuidado-podrias-estar-en-un-punto-ciego/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: