¿Por qué muchos aún no recibieron el Espíritu Santo?

¿Por qué muchos aún no recibieron el Espíritu Santo?

Por Departamento Web

El miércoles, 9 de mayo, el obispo Edir Macedo inició la reunión de la Escuela de la Fe, en el Templo de Salomón, en São Paulo, mostrando el testimonio de Thiago Helton, obrero de la Universal en Belo Horizonte, Minas Gerais.

Thiago es tetrapléjico y estaba con su esposa en camino a la luna de miel. Él contó que, en 2008, sufrió un accidente que lo dejó definitivamente en una silla de ruedas.

El día anterior al accidente, él estaba en la iglesia sirviendo la Santa Cena. Al día siguiente estaba en Terapia Intensiva de un hospital entre la vida y la muerte.

Sin embargo, la tragedia que fue capaz de quitarle al joven todos los movimientos del cuello hacia abajo no fue capaz de quitarle lo más valioso que él tenía, y tiene, la Fe.

“Mi vida cambió completamente. Yo tuve todos los motivos para poder dejar la fe y dejar todo eso a un lado. Pero el Espíritu Santo me mantuvo de pie. Físicamente, yo puedo estar sentado, pero, espiritualmente, me mantuve de pie. Y, hoy, no cambio mi condición de siervo, aquí sentado, por nada. Porque ha valido la pena para ganar almas, mi vida ahora ha sido referencia para muchas personas. Y si un alma ha sido salva, tengo certeza de que lo fue, ya valió la pena. Y yo paso por esto cuantas veces sea necesario, porque lo que Jesús pasó por nosotros fue mucho peor”, declara Thiago.

El carácter de los nacidos de Dios
“¿Qué haría si eso pasara con usted?”, le preguntó el obispo Macedo a todos los que estaban en la reunión. Él respondió en seguida: “Si usted hubiera recibido el Espíritu Santo, yo tengo certeza de que haría lo mismo que él hizo, pero si no lo hubiera recibido, ciertamente, maldeciría el nombre de Dios a causa de eso”.

El Obispo usó el ejemplo de Thiago para mostrar cómo es el carácter de quien, de hecho tiene el bautismo con el Espíritu Santo, cómo reaccionan ante una situación de dificultad, sea la que sea.

“Cuando se tiene el Espíritu de Dios, no hay forma de debilitarse, regresar atrás con respecto a su fe. Es imposible porque el Espíritu de Dios conserva su estado espiritual”, señaló.

Sin embargo, el Obispo afirmó que el gran problema de muchos de los que aún no recibieron el Espíritu Santo es el hecho de vivir más preocupados en satisfacer sus propios deseos en lugar de tenerlo.

Así como les escribió el apóstol Pablo a los romanos:

“Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz” (Romanos 8:5-6).

“Eso significa que, cuando la persona se inclina ante la carne, se inclina ante los intereses personales, a los deseos del corazón. Pero el corazón es engañador, mientras usted insista en buscar la realización de sus sueños y proyectos personales se inclinará ante la carne y consecuentemente, fracasará”, alerta el Obispo.

No es que sea malo querer realizar sus sueños, sin embargo, no debe volverlo su prioridad.

Fue el propio Señor Jesús quien dijo:
“Mas buscad primeramente el Reino de Dios y Su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).

Es decir, para realizar nuestros sueños, tenemos que priorizar el Reino de Dios y Su justicia. Es necesario inclinarse a las cosas de Dios, preocuparse en agradarlo.

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/06/13/por-que-muchos-aun-no-recibieron-el-espiritu-santo/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games