¿Cómo insultar a Dios?

¿Cómo insultar a Dios?

Por Social Media

Vea cuál es la actitud que ofende al Altísimo, y hay quien no lo sabe

Confianza es cuando alguien mantiene la total seguridad sobre alguna cosa o persona. Ella tiene firmeza de ánimo y paz interior —aunque en el exterior haya obstáculos.

Hay quienes dicen confiar en Dios. Pero la fe de una persona es probada cuando ella no tiene un «plan B». Porque, con el Altísimo, no existe «confiar desconfiando». En una relación con Él es todo o nada.

Ahora bien, ¿cómo es posible que alguien diga que confía en Dios usando una fe tambaleante? Es imposible. Ya que, la Biblia es clara cuando advierte lo siguiente: «Y sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que Él existe, y que es remunerador de los que le buscan» (Hebreos 11:6).

Por lo tanto, con seguridad, una manera de insultar a Dios es cuando la persona duda de Su autoridad.

La duda ofende a Dios

En el libro Cómo vencer sus guerras por la fe, el obispo Edir Macedo analiza el problema: «Esa incredulidad ofende a Dios en Su esencia, y el hombre se vuelve imperdonable cuando no cree en la Palabra de Aquel que es fiel y Justo. ¿Cómo no confiar en Quien no hay cambio de carácter, temperamento o poder? ¿Cómo se siente usted cuando dice una cosa, y las personas que lo escuchan no creen en sus palabras? Sé que esta no es una experiencia agradable, porque todos quieren ser tomados en serio. Imagínese, entonces, qué afrenta es para Dios ver al hombre dudando de Él».

Abraham: un ejemplo de fe

Cuando hablamos sobre confiar en Dios, de inmediato nos acordamos de Abraham. Él no tenía ninguna referencia sobre quién era Dios, pues creció en un lugar idólatra y pagano. No obstante, Abraham tuvo fe para dejar Harán y seguir la voz del Señor en el desierto: «Entonces Abram se fue tal como el Señor le había dicho; y Lot fue con él. Y Abram tenía setenta y cinco años cuando partió de Harán» (Génesis 12:4).

Rápidamente, Abraham obedeció a Dios y Sus promesas se cumplieron en su vida. En el libro La fe de Abraham, el obispo Macedo agrega: «Primero, él tenía que salir de donde estaba, y a partir de entonces, el Señor lo guiaría. Abraham tenía que aprender a depender del pan nuestro de cada día, día tras día, en el desierto».

¿Cuál es la calidad de su fe?

El obispo incluso explica que lo mismo sucede actualmente. Ya que, el Señor Jesús enseñó que necesitamos negarnos a nosotros mismos (sacrificio) para seguirlo (Mateo 16:24).

«Pero ¿seguirlo a dónde? ¡No importa! Quien quiere seguirlo no necesita saber a dónde: solo basta confiar en Su liderazgo. El cristiano vive por la fe, es decir, en la seguridad de que Dios hará exactamente lo que prometió que haría», concluyó el obispo en el libro.

Así que, si usted aún no definió su fe, no pierda tiempo y hable con Dios. Para complemente el tema, vea el mensaje completo del obispo Edir Macedo:

Escuela de la Fe

¿Cómo saber más?
Para mayores informes, mantente al pendiente de los contenidos de Universal.org.mx y de la página oficial de Facebook.
Y también escucha mensajes especiales a través de Radio Omega, descarga la aplicación haciendo clic aquí.

*Durante la contingencia consulta en tu iglesia sobre la realización de servicios. Más información en Aviso importante.

Ofrenda Online

«Mi vida profesional estaba frustrada hasta que recibí el Espíritu Santo»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/03/29/como-insultar-a-dios/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games