¿Tu salario no llega a fin de mes?

¿Tu salario no llega a fin de mes?

Por Social Media

No comeréis un día, ni dos días, ni cinco días, ni diez días, ni veinte días, sino hasta un mes entero…” (Números 11:19-20). Hasta hoy, ¿cuál ha sido tu situación? ¿Se parece a lo que Dios prometió? ¿Tu salario te rinde hasta el fin de mes? ¿O ni siquiera te dura más de una semana?

Cuando Dios cumple y da, no es con escasez. ¿Por qué? Porque Él es el Dios rico: “Mía es la plata, y mío es el oro…” (Hageo 2:8).

Dios le prometió en el pasado a su pueblo que no le faltaría nada mientras ellos le fueran fieles y creyeran en Él. Así que, no puedes aceptar esta situación, el hecho de que tu economía de un giro no depende de los demás, sino de ti.

No importa cuáles sean las noticias o los cambios a futuro que, probablemente, te preocupen, sino que hay un Dios Todopoderoso que ya tiene todo para ti. Solo tienes que dar el primer gran paso, aprender a usar la fe, la llave que te permite la entrada rumbo a las bendiciones que sobreabundarán en tu vida.

¿Quieres aprender más y, por tu fe, luchar porque esa promesa se vuelva realidad? Entonces, este lunes, participa del Congreso para el Éxito y al recibir la Llave de la Victoria, únete a este clamor.

Las reuniones se llevan a cabo en distintos horarios, consulta nuestras direcciones. La entrada es gratuita.

 

 

“De tener tres vehículos, terminé trasladándome a pie”

 

Enrique Hernández

Lo primero que hice al llegar a la Universal fue luchar por la restauración de mi economía. Ya no quería verme derrotado. Usar mi fe en Dios me abrió las puertas para que tuviera las concesiones de dos restaurantes en un hotel y en un balneario.

Antes no era así, mi economía era fabulosa, pero de un día para otro, me quedé sin nada, cuando mi ex esposa me quitó todo. Tenía tres vehículos a mi disposición y terminé trasladándome a pie.

Al decidir estar con mi actual esposa, los dos, a veces no teníamos comida y cada uno iba a la casa de sus padres para comer. La impotencia de no poder sostener a mi familia me quemaba por dentro.

Pero, mi vida económica empezó nuevamente a resurgir. Y gracias a Dios seguimos levantándonos. Tengo mi auto y ahora podemos comprarnos lo que queremos, hasta de contado”.

 

Sigue leyendo: ¿Quién tiene la última palabra en tu vida?

 

 

 

Ofrenda Online

T-Ayudo llevó más de 10 toneladas de alimento a las familias afectadas en Tabasco

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2018/04/20/tu-salario-no-llega-a-fin-de-mes/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games