Reunion

La reunión que ha transformado a miles

«En mi juventud, probé diversas drogas. Sin embargo, al acércame a Dios, mi fe en Él me transformó. Conozco el camino de las drogas, pero también la salida. Reinaldo-Gottino-Basado en esa experiencia surgió la “Cura de los vicios”,  es una reunión que ha transformado a miles de personas con problemas de adicciones», menciona el obispo Rogerio Formigoni, responsable de esta reunión a nivel internacional.

El resultado de esta reunión ha sido sorprendente en diversos países. Si tú o algún familiar sufren con algún tipo de adicción, te invitamos a esta especial reunión que se realiza los días Domingos a las 4:00 p.m. estamos ubicados Av. Revolución 253 col. Tacubaya (Antes cine Jalisco), Nuestros servicios son gratuitos y la entrada es libre. Deja que tu fe te otorgue la salida que tanto has buscado.

APARTADO:

  • En 2015, el obispo Rogerio Formigoni efectuó esta reunión especial en más de 30 países.
  • Más de 700 mil personas han sido curadas de algún vicio con este tratamiento.
  • Su libro «El vicio tiene cura» ha vendido más de dos millones de ejemplares.
  • A la presentación de este ejemplar acudieron celebridades del mundo de la política y la farándula.
  • Personajes importantes se han dado la oportunidad de acudir a una reunión de la Cura de los vicios y quedan sorprendidos: «La sociedad desecha a los adictos, aquí les dan la oportunidad de liberarse. Quedé impactado con lo que vi, es impresionante», Reinaldo Gottino, periodista y conductor de televisión brasileño.

 

TESTIMONIOS:

«Por 30 años, fumé cuatro cajetillas de cigarro diarias. Vine a la Cura de los Vicios y aquí logré dejar mi inclinación por el tabaco», Marli.

«Fui adicto a la cocaína durante 20 años, los últimos tres no hubo un solo día que no la consumiera. Solo en esta reunión encontré mi cura y no pagué un solo centavo», Ronaldo.

«Mi hijo tenía más de diez años con el vicio de la cocaína, el cigarro y el alcohol. Dejó todo por sus adicciones. Orando por él en este tratamiento, ocurrió el milagro: dejó de ser adicto», Lucía.

Maribel Garcia

El Ayuno de Daniel

Encuentro con Dios

El Ayuno de Daniel es la mayor oportunidad que tienes de transformar tu vida, pues el Espíritu Santo es la mayor victoria que podemos alcanzar.

<<Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Él>> Romanos 8:9

Maribel García:

Maribel Garcia

«El Ayuno de Daniel me da la oportunidad de concentrarme en los pensamientos de Dios a través de la lectura detallada de su palabra. Así he aprendido a desarrollar la fe que agrada a Dios. Me resulta un periodo placentero y renovador, el cual me ha ayudado a ser más disciplinada».

José Vásquez:

José-Vazquez

«Este Ayuno me permite alejarme de cosas vanas que únicamente absorben tiempo. Es un periodo en el que he aprendido a filtrar la información que llega a mi mente para, así, quitar ideas que me distanciaban de Dios e, incluso, de mi familia».

Andrea Vega:

Andrea-Vega

«El Ayuno de Daniel me ha servido para dejar de lado lo que no me edifica. Ahora valoro más mi tiempo. Creo que es importante que como jóvenes tengamos esta cercanía con Dios para aprovechar nuestra vida de la mejor manera».

 

Mauricio-Santucho

Transformaciones extraordinarias hechas por el Espíritu de Dios

 

Horarios viernes

«Desde pequeño me trataron como niña y acumulé varios traumas al lado de mi padre. Me volví travesti y me prostituía en las calles. En el fondo, sentía una profunda tristeza. Al llegar aquí, se portaron comprensivos conmigo, me dijeron que podía tener una vida digna. Poco a poco, superé mi conflicto interior y se fue dando mi cambio externo. Me siento bien conmigo mismo», Mauricio Santucho.

Mauricio-Santucho

 

«Una dermatitis atópica me robaba la felicidad. Desde niña empezó la tortura con médicos y tratamientos, pero no me sanaba. Caí en depresión y, más tarde, en la anorexia; llegué a pesar 28 kilos. Al darme la oportunidad de ser ayudada por Dios, descubrí que los milagros no son cosa del pasado. Sané física e internamente. Soy una mujer que se ama y se valora», Fernanda Batista.

«Desde niño tuve una vida difícil. Caí en las drogas y el alcohol, era violento y mis malos pasos me llevaron a la cárcel. Tuve la oportunidad de enmendar mi camino cuando acudí a las reuniones de liberación. Aquí, terminaron mi mal carácter y mis adicciones. El Espíritu Santo me hizo un hombre tranquilo, trabajador y que sabe cuidar a su familia», Alfonso Flores.

Alfonso-Flores

 

Estas personas fueron transformadas por medio del Espíritu de Dios, depositaron la fe en un Dios vivo y creyeron que Él iba a transformar su vida. No hay nada imposible para Dios ¿Y tú qué esperas?

Recuerda que Jesús dijo << yo hago nuevas todas las cosas.[…] Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas>> (Apocalipsis 21:5)

Domingo-1

Imposible pero Dios lo resuelve

Casos imposibles

Hay cosas que el ser humano puede resolver, pero otras, únicamente la fe. Por eso, cada sábado se lleva a cabo la reunión de los Casos imposibles, quienes participan tienen la oportunidad de orar por situaciones que desde hace mucho tiempo, les han robado su tranquilidad.

Hijos o padres rescatados de las adicciones, unión familiar, sanidad de enfermedades crónicas, juicios resueltos… ¡son tantos los hechos que testifican el poder de Dios! ¿Hay algo que Él no pueda hacer? La Biblia aclara: «¡Para Dios no hay nada imposible!» (Lucas 1:37).

Su problema dejó de ser «imposible»

«Muchas veces intenté poner mi negocio, pero no lo lograba. Viniendo los sábados, alcancé ese sueño y me está yendo muy bien, ya no vivo deseando algo porque ahora puedo comprarme lo que quiera», Alejandro.

Alejandro

«Salir del alcoholismo y pagar mis deudas parecía imposible. Participando en la reunión y en la Campaña de Israel, dejé de embriagarme y, poco a poco, pagué todo lo que debía. Tengo tres boutiques y un restaurante», Graciela.

Graciela

Bebieron sangre y, con ello, inició la tormenta espiritual

Liberación Espiritual

«Conocí a un chavo que me inició en el movimiento dark. En un terreno baldío, me hicieron un ritual: me sacaron sangre y la derramaron sobre una imagen de la muerte. Me gustaba ver sangre y de continuo me cortaba. Sin embargo, a partir de eso, inició la tormenta espiritual  y  empecé a ver gente que había muerto, me hice drogadicto y no tenía paz. Solo mi fe en el Señor Jesús me libró de ese pacto que me atormentaba», Julio César Montoya.

«En un cementerio hice un pacto con Satanás, sobre las tumbas me drogué y me alcoholicé. Tiempo después me interesó la sangre, les pedía a mis amigos que me dejaran beber la suya y ellos accedían. Estaba obsesionada. En las reuniones de liberación, le puse fin a ese pacto diabólico por medio de una alianza con Dios. Desapareció todo gusto por la sangre. Hoy soy feliz y disfruto de mi vida», Rafaella Rizzo.

«Hice un pacto con la muerte y para sellarlo tuve que beber sangre de gallina y cortarme las muñecas para derramar mi sangre. Además, di como ofrenda a mi familia. Viniendo a la reunión de los viernes, superé el tormento nocturno que ese pacto me dejó. Dios me rescató de ese infierno, el pacto con la muerte fue deshecho al entregarme de lleno al Señor Jesús. Él puede darnos todo sin necesidad de rituales», Brenda Arroyo.

Tú también puedes cambiar tu historia, usando la fe en un Dios vivo y poniendo por obra la palabra de Dios, tu vida puede cambiar. Participar de las reuniones de liberación  y así como estas personas fueron liberadas, tu también puedes cambiar el rumbo de tu vida.

Ahora disfruto el sabor de la alegría

Liberación Espiritual

«Tras la muerte de mi hijo quedé muy deprimida. No había algo o alguien capaz de darme consuelo. Absolutamente todo perdió sentido para mí. Solo Dios comprendió mi tristeza y me sacó de ese pozo sin fondo, llenándome de vigor y devolviéndome la fe. Volví a sonreír y retomé mis planes», María Leonor Sánchez.

«Después de separarme de mi esposa, me desmoralicé porque no me permitía ver a mi hijo. Varios años me la pasé llorando y apenas comía. Los días me parecían tan largos… Me entregué a Dios y mi existencia tomó un nuevo sentido, también pude reestablecer la relación con mi hijo», Gerardo Delgadillo.

«Crecí sintiendo que nadie me quería, así que me llené de sentimientos dañinos. Despertar cada mañana se había vuelto algo pesado, no había algo que me motivara a luchar.Descubrí a un Dios que es amor, por lo tal ahora se que es disfrutar el sabor de la alegría y también tengo una vida totalmente diferente por que tengo paz y felicidad», Consuelo Acevedo.

 

Mi esposo y yo peleábamos

La fe mueve banner

«Incluso estando embarazada, mi esposo y yo peleábamos hasta llegar a los golpes. Se iba de la casa para alcoholizarse y, en una de esas salidas, me fue infiel. Hubo veces en las que me corrió de la casa. Pese a todo, queríamos rescatar nuestra relación, pero parecía no haber forma.

María y José 4En las noches, tenía la sensación de que animales se subían a mi cuerpo, me la pasaba en vela y llorando. La desesperación era inmensa, así que quise matarme tomando altas dosis de pastillas. No lo logré…

Una noche, mi esposo y yo vimos el programa del Centro de Ayuda Universal y decidimos ir. Al llegar, nos trataron de maravilla, eso nos inspiró confianza y seguimos acudiendo. En una reunión, explicaron que en la Campaña de Israel podíamos cambiar nuestra condición y participamos. Tal como lo dijeron, sucedió.

Mi esposo perdió el gusto por embriagarse y, por ende, nuestra relación cambió. Tenemos paz y aprendimos a amarnos. Al poco tiempo, a él se le abrieron las puertas para abrir un negocio de venta de maquillaje y bisutería. Asimismo, pudo visitar el Templo de Salomón, en Brasil, lugar que le amplió la visión para emprender más proyectos. ¡Con Dios, solo hemos ganado!».María Brindiz y José Morales