Conviviendo con las diferencias (EBI)

Redes Sociales

EBI

Fuimos hechos por un único Creador, pero tenemos características diferentes, color de cabello, estatura, gustos diferentes, etc… En la vida también pasamos por fases diferentes: somos bebes, después niños, luego adolescentes, nos convertimos en adultos y después en ancianos. Siendo así las diferencias siempre estarán haciendo parte de nuestro cotidiano.

Hay veces los niños y adolescentes manifiestan vergüenza o prejuicios a personas de la tercera edad, o por la condición social que viven, también por no tener un estereotipo dictado por la sociedad y generan un prejuicios contra si mismos o en otras personas. Hay aquellos niños que se quedan frustradas de decir que son cristianos, debido también a las burlas que puedan sufrir en la escuela o entre los amigos. Por eso debemos orientarlos a que no deben sentir vergüenza de sus orígenes, ni avergonzar las otras personas.

Existen-las-razas-humanas-1No debemos ser discriminar a las personas diferentes (por ejemplo, con los niños especiales, diferencia de raza) en fin, la educadora, como mediadores en esta construcción, debe mostrar que todos somos diferentes, y no debemos juzgar o sentir vergüenza, discriminar a alguien por no ser igual o por pensar diferente a otro.

Versículo bíblico: “Porque así como el cuerpo es uno solo, y tiene muchos miembros, pero todos ellos, siendo muchos, conforman un solo cuerpo, así también Cristo es uno solo. Por un solo Espíritu todos fuimos bautizados en un solo cuerpo…” (1 Corintios 12:12)

Pues el cuerpo no es hecho de una sola parte, y si de muchas. Si el pie dijera “ Ya que no soy mano, no soy del cuerpo”, ni por eso deja de ser cuerpo. Si el oído dijera: “ Ya que no soy ojo, no soy del cuerpo, ni por eso deja de ser cuerpo. Si el cuerpo todo fuera el ojo, ¿como podríamos oír? Y si el cuerpo todo fuera oído, ¿como podríamos oler ? Así Dios coloco cada parte diferente del cuerpo conforme el quiso. Si el cuerpo todo fuera una sola parte, no existiría cuerpo.

Por tanto, el ojo no puede decir para la mano: “ yo no necesito de ti” Y la cabeza no puede decir para los pies: “ No necesito de ti” El hecho es que las partes del cuerpo que parecen ser las mas insignificantes, son las mas necesarias, y aquellas que miramos con deshonra, son las que debemos tratar con mas honra. Y las partes que parecen ser feas, reciben un cuidado especial, que las otras mas bonitas no necesitan. Fue así que Dios hizo el cuerpo, dando mas honra a partes menos honrosas. De ese modo no existe división en el cuerpo, pero todas sus partes tienen el mismo interés una por la otra. Si una parte del cuerpo sufre, las demás partes sufren también.

Si una es elogiada, las demás también se alegran con ella. El señor Jesús mira para el Corazón, El conoce los pensamientos mas profundos. Si estamos equivocados, El sabe. Si queremos que El moldee nuestro Corazón para que quede parecido con el de El, El nos moldea. Todo depende que nosotros queramos o no agradar al Señor y actuar correctamente. Aun siendo todos diferentes, El nos conoce y no nos critica, apenas espera que lo amemos y amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

(Referencia: ebimexico.blogspot.mx) 
Colaboración :Milaine dos Santos

Comments

comments