«Yo quiero que me des una nueva vida», ¿es posible?

«Yo quiero que me des una nueva vida», ¿es posible?

Por Departamento Web 2

¿Sabía que el Espíritu de Dios quiere transformar su forma de ser, reconstruir a su familia y todos los aspectos de su vida? «Cuando el Espíritu Santo entra en el ser humano, le da la paz y la alegría que de pronto ha buscado en otras cosas», explicó el obispo Franklin Sanches durante el Santo Culto del domingo 29 de mayo.

En realidad, en el mundo hay muchos que están sufriendo, viven fingiendo que son felices, pero cuando están solos los invaden la tristeza y la depresión. No obstante, el Espíritu Santo quiere cambiar esa situación, solo está esperando que usted le permita entrar en su vida.

Está escrito que: «Él enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado.» (Apocalipsis 21:4).

Muchas personas incluso han intentado quitarse la vida porque ya no quieren vivir en el dolor. Pero «vea lo que Dios hace, cuando Él entra a una vida ya no hay más dolor ni sufrimiento. La Universal usa la frase: “Pare de Sufrir”, pues, aunque muchos creen que no es posible, a través de Jesús sí lo es», dijo el obispo.

Una vida nueva

«Y el que está sentado en el trono dijo: He aquí, Yo hago nuevas todas las cosas. Y añadió: Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas» (Apocalipsis 21:4-5).

Dios pidió que se registrara por escrito que Él hace nuevas todas las cosas. El obispo explicó que «no importa cuál sea su pasado. Tal vez usted sufrió un abuso y tiene ese trauma, o tal vez vivió el abandono de sus padres, tiene marcas del sufrimiento. O puede que usted haya sido golpeado y ahora maltrata a sus hijos, pero el Espíritu Santo puede hacerlo un nuevo hombre, una nueva mujer».

Él no prometió que solo algunas cosas serían nuevas, sino todas. Dios no miente ni le condena. Entonces, si quiere cambiar su situación, sea sincero. «Dígale: “yo quiero que me des una nueva vida, ya no quiero ser esa persona que sufre, que vive con angustia y depresión”», explicó el obispo Franklin.

«También me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tiene sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. El vencedor heredará estas cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo» (Apocalipsis 21:6).

Cuando el Espíritu de Dios hace de usted su morada, ya no estará triste ni necesitará refugiarse en los vicios, ya no será una persona agresiva, ya no será la persona depresiva que ha sido. Pero Él solo puede hacer esto si usted toma la decisión y Lo invita a su vida.

El agua que Dios da es gratuita, y si le entrega su alma a Dios, Él la saciará con la alegría verdadera. ¿Qué dice, quiere beber de esta Agua?

Lee también: El resultado dependerá de lo que usted decida

  • angustia y ataque

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/yo-quiero-que-me-des-una-nueva-vida-es-posible/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]