Tiene fe ¿y confianza?

Tiene fe ¿y confianza?

Por Departamento Web 2

Tener fe y tener confianza son dos cosas diferentes. «La fe es el arranque, pero lo que hace que el carro camine es la confianza», dijo el obispo Franklin Sanches durante el Santo Culto del pasado 26 de septiembre.

No obstante, pocas personas tienen confianza: por la fe comienzan a asistir a la iglesia, pero como no tienen confianza, se desvían y pierden en el camino.

El obispo enseñó que «la confianza es algo que solamente existe a partir del momento en que la persona comienza a relacionarse con Dios».

Cuando una persona tiene fe, ella sacrifica y se entrega a Jesús. Pero es la confianza la que le hace esperar la cosecha. «Vendrán luchas y tribulaciones, pero yo confío en que Él me sostendrá. Esa es la diferencia».

No puede confiar en una persona que no conoce, pues «es como quien va a una cirugía, prefiere ir con un médico de confianza, porque su vida está en juego», dijo el obispo Franklin.

La confianza solo viene cuando existe una relación, una comunión. Pero ahí radica el gran problema, la mayoría de las personas no tienen esa comunión con Jesús. No se dan un tiempo para Él, entonces, no lo conocen.

Por esta razón no basta tener fe. Aunque esta le hará conquistar y obtener milagros, sanación, prosperidad, será la confianza la que hará que estas bendiciones se mantengan.

«Por eso os digo, no os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis o qué beberéis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que la ropa? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y sin embargo, vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas? ¿Y quién de vosotros, por ansioso que esté, puede añadir una hora al curso de su vida?» (Mateo 6:25-27).

Jesús les explicó a sus discípulos, en otras palabras, que, si confiaban en Él nada les faltaría. Él supliría cada una de sus necesidades.

Es normal que una persona se sienta preocupada, es parte de la vida. El problema es cuando esas preocupaciones se vuelven ansiedad, que incluso llegan a robarle el sueño. Cuando usted confía en Dios y lo busca, Él hará lo que usted no puede hacer.

«Y por la ropa, ¿por qué os preocupáis? Observad cómo crecen los lirios del campo; no trabajan, ni hilan; pero os digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de estos. Y si Dios viste así la hierba del campo, que hoy es y mañana es echada al horno, ¿no hará mucho más por vosotros, hombres de poca fe?» (Mateo 6:28-30).

Cuando una persona vive ansiosa, preocupada y deprimida, eso muestra que su fe está en decadencia. «Si usted tiene su vida en las manos de Dios, tiene tranquilidad, sabe que Él está en el comando». Esa es la fe que agrada a Dios.

«Por tanto, no os preocupéis, diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿qué beberemos?” o “¿con qué nos vestiremos?”. Porque los gentiles buscan ansiosamente todas estas cosas; que vuestro Padre celestial sabe que necesitáis de todas estas cosas. Pero buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas» (Mateo 6:31-33).

Si el Señor Jesús es el primero en su vida, todas las cosas le serán añadidas. ¿Qué es lo que usted necesita? ¿Salud? Él se la dará. ¿Prosperidad? Él se la dará ¿Paz en el hogar? Él se la dará. Pero Él requiere que usted lo priorice y lo busque en primer lugar.

Lee también: Si muere… ¿a dónde va su alma?

  • productos de higiene
    Productos de higiene: ¿cada cuánto deben cambiarse?

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/tiene-fe-y-confianza/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: