«¿Por qué quiero cambiar, pero no puedo?»

«¿Por qué quiero cambiar, pero no puedo?»

Por Departamento Web 2

Tal vez has estado intentando cambiar tu vida, quieres ser una mejor persona, sabes que en la forma en la que estás no eres feliz. Incluso hasta les prometes a las personas que harás todo diferente, pero haces las mismas cosas e incluso peores. ¿Por qué? La primera pregunta que debes hacerte es si realmente quieres cambiar. Porque muchas personas dicen quererlo, pero se están engañando.

Desean incorporar cosas buenas a su vida, pero no renuncian a las malas. Es decir, quieren lo mejor de ambos mundos. Por ejemplo: quieren un buen matrimonio y armonía en el hogar, pero no quieren renunciar a sus amigos del bar o a dejar de contestar mal cada vez que su pareja dice algo.

Otro ejemplo: quieren tener dinero, pero no quieren revisar su presupuesto y recortar gastos innecesarios. También hay quienes dicen que creen en Dios, pero no separan las primicias.

¿Por qué quieres cambiar, pero no puedes? De hecho, muchas personas no quieren cambiar porque quieren agregar lo que es bueno a lo que ya es malo. Si lo hacen, lo que es bueno también se vuelve malo. Es como la historia de la naranja podrida: no sirve de nada poner naranjas en buen estado alrededor de la podrida para evitar que se pudra.

Lee: ¿Por qué la mentira vuela mientras la verdad duele?

Pasa lo mismo con el cambio de vida: es necesario incomodarse y renunciar a algo. Sacrificar y matar la carne, para que algo vuelva a nacer. Ese es el espíritu de sacrificio, pero la gente no quiere perder, solo quiere ganar. Debe entenderse que todos los ganadores exitosos, en cualquier área de la vida, tuvieron que sacrificar algo para lograr lo que hoy tienen.

Si realmente quieres cambiar, tienes que sacrificar. Pregúntate: ¿a dónde quiero ir y qué quiero ser? Define lo que quieres y, después de hacerlo, pregúntate de nuevo: ¿cuál es el precio para conseguir lo que quiero? Entonces tienes que preguntarte de nuevo si estás dispuesto a pagar ese precio, y si no, deja de soñar.

No sirve de nada soñar si no estás dispuesto a sacrificar por tu sueño. Despierta: si vas a sacrificar, hazlo. Pídele ayuda a Dios y haz tu parte. Toma esa vieja vida, dásela a Él y di: «Muero en Tus brazos y quiero renacer en ti». Así, cambiarás incluso lo que nunca pensaste que podría cambiar.

  • su alma
    Si muere… ¿a dónde va su alma?

Ofrenda Online

El reflejo de la gran destrucción económica


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/por-que-quiero-cambiar-pero-no-puedo/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: