«Tenía cáncer, mi matrimonio estaba mal y pensaba en morir»

«Tenía cáncer, mi matrimonio estaba mal y pensaba en morir»

Por Departamento Web 2

«Antes de recibir el Espíritu Santo tenía muchos problemas de salud, económicos, familiares, espirituales… de todo.

Cuando era pequeña, recuerdo que mi padre se enfermó y visitó a un brujo, él le hizo un trabajo en casa. Ahí empezó mi sufrimiento, empecé a tener pesadillas y miedo.

Conforme iba creciendo, los problemas también iban aumentando: a los 16 años fui abusada, tuve a mi hijo y era infeliz.

Al conocer a mi esposo, creí que tendría felicidad. Inicialmente todo fue muy bonito, solo que a los pocos días, empezaron los problemas de salud, todo lo que comía me hacía daño, me dolía la cabeza. Cuando fui con el doctor, me dijo que tenía cáncer.

El dolor que sentía afectó en todo, le decía a mi esposo que me dejara porque no servía como mujer. Él se iba de la casa y yo pensé en dejarlo. Me volví incrédula para el matrimonio. En lo económico, no alcanzaba para pagar la renta ni la comida, juntaba latas en la calle con mis hijos y, sin darme cuenta, me volví una mendiga: dejé de bañarme, olía mal, y llegué a dormir en los colchones recogiendo de la basura.

Me sentía destruida, que no valía nada, creía que la vida era injusta. Me sentía como una basura, como cualquier cosa que no servía para nada. Cada día que pasaba, tenía ganas de quitarme la vida.

Encontré el Templo de los Milagros por medio de un programa de televisión y, cuando llegué, me sentí con mucha paz y fuerzas. Desde ahí empezó a cambiar mi vida: tuve fuerzas para levantarme, dejando de tener deseos de quitarme la vida.

En las reuniones escuché de la Hoguera Santa, en ese momento dije: “es todo o nada, Dios me bendice o me muero aquí porque ya no hay solución para mi vida, es la única oportunidad que me queda”.

Al entregar todo de mí, después de este desafío abrí mi negocio: un restaurante y panadería. La vida en abundancia que Dios me ha dado a través de los votos de fe han sido viajar a donde quiero, comer y vestir lo mejor, tengo 3 casas, tengo 3 coches y conquistamos terrenos. A pesar de no tener estudios, he conquistado por la mano de Dios. Además, estoy sanada, ya no tengo cáncer.

La relación con mi esposo es muy buena, nos llevamos muy bien. Tenemos 32 años de casados y es como si nosotros fuéramos novios, nos queremos y siempre estamos el uno con el otro. Ahora mis hijos siempre están al pendiente de mí, es una bendición muy grande tenerlos.

Gracias a Dios, a donde voy soy bendecida, en donde pongo la mano, Dios prospera. Pero no hay cosa más grande, no hay mayor riqueza que servir a Dios y tener el Espíritu Santo, porque Él me da paz, alegría, me da certeza de lo que quiero y conquisto lo que quiero. El Espíritu Santo es lo más grandioso que tengo en mi vida.» -Florina López

Hoguera Santa de la Diferencia

«Entonces volveréis a distinguir entre el justo y el impío, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve» (Malaquías 3:18).

El versículo anterior es la promesa que el Señor Jesús hizo para aquellos que Le sirven. Esta diferencia también la puedes ver reflejada en tu vida, solo necesitas entregarte a Él de cuerpo, alma, espíritu y priorizar Su Espíritu.

Una oportunidad es la Hoguera Santa de la Diferencia, la cual se lleva a cabo durante el mes de diciembre. ¡Todos pueden participar! Además, todas las peticiones serán llevadas al Altar del Templo de Salomón, un lugar que fue diseñado por el propio Dios.

  • videojuegos afecta
    Adicción a videojuegos afecta a personas de todas las edades

Ofrenda Online

30 de enero: Gran distribución gratuita del Aceite Sagrado

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/tenia-cancer-mi-matrimonio-estaba-mal-y-pensaba-en-morir/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: