«Quise quitarme la vida y la de mis hijos»

«Quise quitarme la vida y la de mis hijos»

Por Departamento Web 2

«Tras mi matrimonio destruido, derramé lágrimas al no tener para darles de comer a mis hijos. Busqué trabajo, pero no encontraba. Tocaba las puertas aunque sea para lavar trastes. Pero las personas decían que no había trabajo para mí.

En las noches lloré porque pensaba que no servía ni para ser madre. Fue difícil porque mis hijos me decían: “Mamita, tengo hambre, quiero leche”. Y yo no tenía nada. Veía el refrigerador vacío, a veces había 2 o 3 tortillas. Me acuerdo que se las daba con sal, era todo lo que tenía. Prefería no comer y darles algo a mis hijos.

Era tanto mi dolor que pensé en no vivir. En tres ocasiones intenté quitarme la vida, en la tercera pensé hacerlo en la avenida con mis hijos. Pero, caminando en ese momento, encontré la Universal.

Decidí participar y encontré paz, algo que nunca había encontrado en ningún lado. El pensamiento de quitarme la vida dejó de existir.

Puse mi fe en el Señor Jesús y participé en las reuniones. Mi vida empezó a restaurarse. Económicamente no nos hace falta nada, ahora comemos lo que queremos. Uno de mis hijos está casado y el otro sigue estudiando la universidad.

Por mi parte, mi vida sentimental está restaurada. Estoy casada con un hombre de Dios que me cuida, me ama y me protege. Mi esposo se lleva bien con mis hijos, hay unión familiar y no nos falta nada.» -Laura Medina

Levantaremos un clamor por los que lloran

Es por eso que, en el Templo de los Milagros y en todas las Universal, se llevará a cabo el Clamor por los que Lloran, que tendrá lugar en la víspera del Día de las Madres, el domingo 9 de mayo, haciendo referencia al pasaje bíblico anterior.

Quizás, has llorado por alguna razón. A lo mejor eres la madre que llora por su hijo, la esposa que llora por su marido, el trabajador que no tiene manera de obtener el sustento para su familia, la persona que ha recibido un diagnóstico médico negativo. Y esta o estas situaciones te han dejado sin vida, sin esperanza.

No importa cuál sea tu problema, ese día, el Señor Jesús detendrá el entierro. Lo que ya estaba perdido, sin salida, por medio de tu fe lo resucitará, como sucedió con Laura.

Así que no te pierdas esta oportunidad y prepárate para este gran día. Además, participa en la bendición de los padres a sus hijos. Para ese día, trae a tus hijos para que reciban la bendición familiar, y no olvides llevar tu frasquito en forma de cruz rellenado con aceite de oliva para recibir la gota del Aceite Sagrado.

Acude el 9 de mayo al Templo de los Milagros, en Av. Revolución, núm. 253, col. Tacubaya, CDMX. Los horarios son 7:30 a. m., 9:30 a. m., 12 p. m., 4 p. m. y 6 p. m.

Consulta los nuevos horarios de las reuniones u oraciones de domingo, o bien, consulta en la Universal más cercana a tu domicilio para mayores informes.

  • septiembre amarillo
    Septiembre amarillo: el mes del combate al suicidio

Ofrenda Online

La ayuda llegó para damnificados de Poza Rica, Veracruz


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/quise-quitarme-la-vida-y-la-de-mis-hijos/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: