“Por la preocupación, pasaba hasta 24 horas sin dormir”

“Por la preocupación, pasaba hasta 24 horas sin dormir”

Por Social Media

“Las deudas no solo hicieron que perdiera mi estabilidad económica, también me llevaron a caer en una depresión de la que solo salí con la ayuda del Espíritu Santo. Eran más de un millón de pesos los que debía, tuve que irme a vivir con mis hermanos y realmente pagarlas rebasaba mis posibilidades.

Pedir para comer, sin dinero que me alcanzara y subsistir con la ayuda de los demás generó insomnio en mí, ¡pasaba hasta 24 horas sin dormir! Era un caos.

¿Cómo salir de esa situación si aun con trabajo y negocio no lograba liquidar ni solventar los altísimos intereses?  Lo único viable era sacar a mis hijos de la escuela porque ni para sus estudios tenía.

No comprendía qué pasaba, quería salir adelante, así que me acerqué a los brujos, pero fue peor para mí porque veía bultos, los lugares donde yo estaba olían feo, escuchaba voces, era un verdadero tormento que, sin duda, terminó al asistir a las reuniones de la Universal.

Lo primero que cambió en mí fueron los sentimientos negativos que tenía contra otras personas, todo el resentimiento, los rencores,el odio, en fin, perdoné y me sentí libre de los problemas espirituales. En la Hoguera Santa, recuperé mi casa y eso me dio confianza y fuerzas para seguir haciendo votos con Dios… pero aún me faltaba algo para sentirme completa. Era el Espíritu Santo, así que hice todo lo que estuvo de mi parte para tenerlo. Me enfoqué, renuncié a lo que era, a mi carácter, costumbres, tradiciones, a todo lo que yo sabía que a Dios no le gustaba; me enfoqué en lo espiritual, oré, ayuné y me entregué sin condiciones, en pocas palabras, dejé mi ego en el Altar.

Mi familia se dio cuenta del cambio que se generó dentro de mí, pues emanaba paz, tranquilidad y un gozo inexplicable, mucho mejor de cuando fui mamá. A partir de ese momento, las bendiciones llegaron por sí solas. Compré un auto de lujo, pagué mis deudas, remodelé mi casa, ahora viajamos,comemos donde queremos, le di a mis hijos la vida que siempre soñé y de la cual se privaron en el pasado. Además, fui al Templo de Salomón en Brasil.

El regalo más maravilloso y el cual no cambio por nada es la Presencia de Dios. Ella me reestablece, me guía y me da dirección, es lo que más valoro. De todo lo que yo tengo, lo más valioso de valor incalculable es el Espíritu Santo”, Julia Espinoza.

Sigue leyendo: Respuesta a la moda antigua

  • comunidades
    Personas en situación de pobreza reciben orientación espiritual, alimentos, ropa, entre otros servicios

Ofrenda Online

30 de enero: Gran distribución gratuita del Aceite Sagrado

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/por-la-preocupacion-pasaba-hasta-24-horas-sin-dormir/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: