Los chismes son una forma de violencia

Los chismes son una forma de violencia

Por Social Media

Posiblemente, en algún momento de tu vida has escuchado o has sido parte del famoso “dicen que…” De acuerdo a diversas investigaciones, los chismes son una forma de violencia que pueden dañar severamente las emociones de sus víctimas. Verónica Vázquez García, investigadora del Colegio de Postgraduados, refiere que el chisme, como instrumento de violencia, ocurre en todos los niveles de las sociedades, aunque existen sectores que son particularmente vulnerables como los adolescentes y las mujeres de comunidades rurales.

Al respecto, el obispo Macedo comenta: “en el mundo hay chismes, intrigas, críticas y esas cosas. No importa si las personas son adultas, jóvenes o incluso niños. La lengua siempre va a trabajar. La mayoría de las veces para el mal. En la iglesia no es diferente. Incluso, entre los supuestamente espirituales. En un momento oran, rezan, hacen plegarias e, inmediatamente después, critican a los demás. Es primordial que la gente sepa que detrás de los chismes hay un espíritu engañador”.

De acuerdo a la investigadora, las víctimas del chisme pueden sufrir depresión, baja autoestima o problemas de adaptación, incluso pueden orillar a algunas personas a quitarse la vida. “Cuando los chismes o la información no corroborada lleva contenido referido a la preferencia sexual, la apariencia física o el desempeño laboral es cuando se vuelve violento porque esto genera estereotipos que, a su vez, producen discriminación”, dijo Vázquez García.

Pero ¿cómo cambiar un hábito que se tiene tan arraigado? ¿Cómo evitar ser víctima de ellos? “Solo hay un camino: el de la fe. La fe sin alma, sin corazón, sin sentimientos… Los de la fe sin sentimientos no juzgan según la apariencia, no les prestan atención a las cosas visibles, no son receptores de las cosas que vienen de este mundo tenebroso. Por el contrario, AFIRMAN SUS PENSAMIENTOS Y SUS PASOS EN LAS PROMESAS DE DIOS”, mencionó el obispo Macedo.

“Quien usa la fe inteligente no se interesan por tonterías, pequeñeces y mucho menos por las opiniones ajenas. No les den crédito a comentarios que les quiten su paz. Sean inteligentes y practiquen este consejo: ‘… no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas’ (2 Corintios 4:18)” finalizó el obispo.

“Ante todos era espiritual, pero yo sabía que estaba lejos de eso”

“Por mucho tiempo permanecí bajo la guía de un espíritu engañador. Creía que era una mujer espiritual y del agrado de Dios; pero mis actos eran contrarios a lo que Él señala en Su palabra.

De continuo estaba metida en chismes, mentía y engañaba. Ante los pastores y la gente de la iglesia aparentaba ser espiritual, estar en comunión con Dios, me importaba mucho lo que los demás veían de mí por fuera; pero poco me importa por mi interior.

Cuando me preguntaban cómo estaba, siempre decía: “¡Estoy muy bien, todo bien!”, pero por dentro sabía que no era así. Hasta que me cansé de estar en esa situación y le dije a Dios que me cambiara que ya no quería estar envuelta en chismes, no quería seguir mintiendo ni engañando.

Cuando busqué un nuevo nacimiento, de corazón sincero, Dios me liberó, ese espíritu engañador dejó de ser parte de mí. Transformé por completo mi carácter, le pedí perdón a las personas que les había hecho daño, a Dios, y esas prácticas que Lo desagradaban dejaron de ser parte de mí”, Daniela Alcántara.

Quizá te interese: Los dos pensamientos

  • comunidades
    Personas en situación de pobreza reciben orientación espiritual, alimentos, ropa, entre otros servicios

Ofrenda Online

30 de enero: Gran distribución gratuita del Aceite Sagrado

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/los-chismes-son-una-forma-de-violencia/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: