La separación que le hace sufrir

La separación que le hace sufrir

Por Departamento Web 2

Contrario a lo que muchos piensan, Dios no abandona a nadie, según explicó el obispo Franklin Sanches el pasado domingo 21 de agosto. De hecho, lo que causa la separación entre el hombre y Dios es el pecado: «Él es un ser inmutable, significa que no cambia. Cuando uno peca deliberadamente, se va distanciando de Él. Y entre más uno se distancia del Creador, más sufre y más cerca está de satanás. Satanás es el que lleva al ser humano al pecado, porque sabe que produce esa separación», añadió.

Pero el problema no es solo la separación física, sino la eterna, porque si el hombre muere sin arrepentirse de sus pecados, seguirá lejos de Dios por siempre. Además de esta separación, el obispo detalla que el pecado «genera dentro del ser humano toda clase de males, por eso una persona tiene odio, rencor, resentimientos, deseos de venganza, desintegración familiar, sus valores se pierden. Esa separación está ocasionando que las personas sufran».

«Si usted es una persona depresiva, le estoy dando el motivo: la ausencia de Dios hace que el alma se oscurezca y pierda brillo, por eso nada tiene sentido para la persona, va perdiendo todo, hasta el deseo de vivir», dijo el obispo agregando que Dios no se separó del hombre, sino al revés:

«He aquí, no se ha acortado la mano del Señor para salvar; ni se ha endurecido su oído para oír. Pero vuestras iniquidades han hecho separación entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados le han hecho esconder su rostro de vosotros para no escucharos.» (Isaías 59:1-2).

¿Y cómo resolver ese problema?

«Y todo esto procede de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por medio de Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación» (2 Corintios 5:18).

El hombre por sí solo no puede. Fue por eso que Jesús vino al mundo, para romper esa barrera, para que, a través de Su muerte en la cruz, pudiera limpiarnos de todos nuestros pecados que nos separan de Dios y podamos reconciliarnos con Él. Por eso solo Jesucristo es el Señor, no hay otro medio de salvación.

Cuando la persona se entrega a Jesús con todo su corazón, lo primero que empieza a valorar es a su familia, quiere salvarla, estar con ella y reconstruirla. También logra perdonar a su pareja o hijos por los errores o daños que le hicieron.

 «A saber, que Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo, no tomando en cuenta a los hombres sus transgresiones, y nos ha encomendado a nosotros la palabra de la reconciliación.» (2 Corintios 5:19).

Así que no importa el pasado de la persona, no importan los errores y pecados que cometió, cuando toma la decisión de hacer de Jesús el Señor de su vida, entonces, Dios, sin tomar en cuenta sus transgresiones, las borra. Eso la hace tener acceso a Dios. ¿Y cuándo es el momento para lograrlo?

«Y como colaboradores con Él, también os exhortamos a no recibir la gracia de Dios en vano; pues Él dice: En el tiempo propicio te escuché, y en el día de salvación te socorrí. He aquí, ahora es el tiempo propicio; he aquí, ahora es el día de salvación.» (2 Corintios 6:1-2).

«Dios le está llamando ahora para que pueda reconciliarse con Él, quiere tenerle cerca, no solo mientras esté en esta vida, sino por toda la eternidad. Y entre más cerca esté de Dios, más lejos estará del diablo, más lejos estará del dolor. Si vive cerca de Él, ya no tendrá más depresión, tristeza, odio, angustia y preocupación. Al estar entregado a Dios, Él cuidará sus finanzas, matrimonio, salud, le protegerá de sus enemigos y, sobre todo, le dará el Espíritu Santo para que usted pueda vencer toda y cualquier situación que enfrente. Con el Espíritu Santo en su interior, nada le será imposible.

El cristianismo no solo está hecho de buenos momentos, hay tiempos difíciles, luchas, tribulaciones, injusticias, pero cuando está en los brazos de Jesús, usted está en paz, porque esas cosas no le van a dañar.

Ahora es el día de salvación, si quiere tomar esta decisión, no la deje para mañana…», finalizó el obispo.

Lee también: La Tierra está girando más rápido: un nuevo día más corto fue registrado

  • fatiga
    «Estoy cansadísimo(a)», «no aguanto más», «no doy una»...

Ofrenda Online

El perdón que cura

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/la-separacion-que-le-hace-sufrir/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Abrir WhatsApp
💬 ¿Deseas hablar con un Pastor?
Pastor Online
Hola 🧑🏻‍💻 Dios te bendiga.

Envíenos un mensaje a nuestro WhatsApp, y vamos a brindar toda la atención que necesites👏🏻.
%d