¿Estás atenta a lo que sucede a tu alrededor?

¿Estás atenta a lo que sucede a tu alrededor?

Por Social Media

Muchas mujeres han estado dispersas con respecto a las señales y síntomas de algún problema que surge en su camino

Inmersas en una rutina estratégicamente definida, muchas mujeres pasan los días como si estuvieran programadas: en la mañana, se van al trabajo, realizan sus tareas y aprovechan la hora de la comida para ver el movimiento en las redes sociales. Luego, en la tardes, regresan a casa, ponen las cosas en su lugar, la ropa para lavar, ven qué está haciendo su hijo, intercambian algunas palabras con el marido, oran y se van a dormir. Al día siguiente, todo se repite.

A pesar de que las tareas son las mismas, ellas ya no lo son.  A su alrededor, el mundo se mueve  y de la misma forma las personas también van cambiando. Los cambios no suceden de un momento a otro, sino poco a poco. Esos detalles son prácticamente imperceptibles para quien está demasiado preocupada en realizar tareas, en lugar de estar verdaderamente presente.

Estar presente ha sido uno de los mayores desafíos del mundo moderno, que está lleno de tecnología y entretenimiento. Estar físicamente en un lugar no significa que su atención está allí. Es más, hoy, la atención de las personas es el activo más valioso para los más variados tipos de negocios. Y es por medio de esa distracción que muchas mujeres son tomadas por sorpresa cuando descubren que el matrimonio se terminó, que ya no reconocen más a sus hijos o que perdieron a sus amigos. Aquello que parece que sucedió de un momento a otro, en realidad, ya había estado sucediendo desde hace mucho tiempo.

Ningún matrimonio se termina el día en que se pidió el divorcio, sino cuando, poco a poco, el otro se fue apartando. Ningún amigo deja de ser amigo de un momento a otro, sino cuando, lentamente, se perdió el interés de estar juntos, conversar o se dejó de extrañar al otro.

Es necesario conocerse mutuamente. Toda relación necesita de mucha atención y quien no reserva tiempo para observar las señales no nota que las personas cambian a lo largo de los años. Quien piensa que ya conoce totalmente al hijo, al cónyuge o al amigo y prescinde de la mirada atenta que las palabras, los gestos, la ausencia, la impaciencia y muchos otros síntomas dan, corre el riesgo de perder el paso en esa relación.

Notar las señales requiere la sensibilidad de mirar al otro y notar los cambios sutiles que suceden a lo largo del tiempo. Así como una enfermedad que se descubre de inmediato al inicio y puede ser tratada fácilmente, cuando un problema es notado de inmediato, al principio, son grandes las oportunidades de que sea eliminado y se eviten daños más grandes.

En la práctica, estar presente en la vida de una persona significa estar atenta. Por ejemplo, prestar atención a las nuevas amistades del hijo al notar que él empezó a llegar más tarde a casa, al notar la preocupación del marido o la desaparición de aquella amiga que siempre es tan servicial. Entrena tu mirada para ver lo que sucede a tu alrededor y busca estar lista para actuar, ya sea haciendo una llamada, un gesto o proponiendo una conversación. La atención también es reconocida como cariño.

  • sello
    El sello de la diferencia

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/estas-atenta-a-lo-que-sucede-a-tu-alrededor/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: