Encontrar la paz permanente

Encontrar la paz permanente

Por Departamento Web 2

¿Por qué a pesar de tener aparentemente todo, como dinero, matrimonio, profesión o una vida de buenas condiciones, algunos no tienen paz? De acuerdo con lo que enseñó el obispo Franklin Sanches en el encuentro del pasado domingo 25 de septiembre, la falta de paz significa la ausencia de la presencia de Dios en la vida del ser humano. Pero ¿qué causa ese distanciamiento?

«El pecado es lo que separa al hombre de Dios. Una vez que está separado de Él, no tiene manera de vivir en paz. Por ejemplo, cuando un hombre comete adulterio, quizá su esposa no sabe de la traición ni desconfía de que él la engañó. Pero, a partir del momento en que cometió esa infidelidad, él ya no logra estar en paz consigo mismo ni con su esposa, aunque ella no se entere… Nosotros tenemos unca cosa llamada conciencia, ella es como una campana que, cuando usted comete errores, estará sonando y, por ello, estará viviendo sin paz», explicó.

Al respecto, el obispo Franklin refirió que en situaciones así las personas intentan librarse de un problema por medio de la mentira. Aparentemente, logran librarse de eso, sin embargo, continuarán estando sin paz, porque el alma sabe que la campana no para de sonar. En otras palabras, está avisando que algo anda mal, es decir, que está separada de Dios.

Las señales del alma

«La tristeza, el vacío existencial, la infelicidad a pesar de tener todo, estar siempre enojado o malhumorado, mantenerse encerrado en su cuarto, no querer vivir, entre otros, son gritos del alma diciéndole: “Necesito a Jesús”. Pues él es el Príncipe de paz, porque solo Él se la puede dar», agregó.

Quizá algunos no creen que el alma necesita a Dios, pero prueba de ello es que, cuando las personas se sienten estresadas, lo que quieren es ir a una playa, una montaña o bosque para estar tranquilos en contacto con la naturaleza. ¿Por qué? Porque la creación necesita estar con el Creador, y al estar cerca de esas cosas, siente un poco de paz, solo que no se la pueden proporcionar. Esa paz viene cuando usted recibe el perdón, es limpiado de sus pecados y mantiene su comunión con Dios:

«Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo…» (Romanos 5:1).

«¿Sabe qué significa ser justificados? Declarados libres, sin culpa. Cuando la persona es justificada mediante la fe en el Señor Jesús, entonces, empieza a tener paz con Dios, porque ya no tiene culpa. Vuelvo a repetir, el hombre engaña a su mujer, y él no tiene tranquilidad. Si la mujer descubre su error y le dice: “Sé que me engañaste, pero te perdono”, ella le quita el peso de la culpa.

Eso fue lo que el Señor Jesús hizo en la cruz, su justificación es: “Sé que me fallaste, sé que pecas, pero te perdono”. Es decir: “Yo pago por tu pecado”. La sangre que derramó en la cruz fue para pagar por nuestros pecados y darnos esa paz.

Si usted quiere tenerla, no solo durante un instante, sino por siempre, entonces, tome hoy la decisión de entregarle su vida a Él», finalizó.

Lee también: Mientras no comprenda esto, su vida no cambiará

  • Música
    Eres la música que escuchas

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/encontrar-la-paz-permanente/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]