El ser humano y las tribulaciones

El ser humano y las tribulaciones

Por Social Media

El hombre es corruptible, pero su interior se renueva cada día, como lo demuestra la Santa Biblia:

«Por tanto no desfallecemos, antes bien, aunque nuestro hombre exterior va decayendo, sin embargo nuestro hombre interior se renueva de día en día. Pues esta aflicción leve y pasajera nos produce un eterno peso de gloria que sobrepasa toda comparación» (2 Corintios 4:16-17).

Según el obispo Edir Macedo, el hombre exterior (mencionado por el apóstol Pablo en el versículo anterior) se trata de la carne, es decir, del cuerpo, que «se corrompe, se deteriora» con enfermedades, por ejemplo.

Por otro lado, las tribulaciones no tienen nada que ver con los problemas cotidianos o enfermedades. Las tribulaciones mencionadas por el apóstol Pablo, según el obispo, son —en realidad— cuando enfrentamos los días malos. En aquella época, los cristianos eran perseguidos por Roma, a fin de que negaran la fe. «Bíblicamente hablando, es cuando enfrenta al mal, al infierno, al diablo y mantiene su fe, porque los cristianos, en ese entonces, eran llevados a la arena y arrojados a los leones», destacó el obispo.

Por eso, para enfrentar las tribulaciones y permanecer firme en la fe, rumbo a la salvación, el obispo destaca que es necesario tener el Espíritu Santo. Solo cuando uno lo tiene, logra permanecer hasta el fin: «El Espíritu Santo no es una opción para que usted sea una mejor persona y más espiritual. Es para que resista el mundo del infierno. ¡Resistir el pecado y a su propia carne!», explicó el obispo.

  • dejar de fumar
    ¿Por qué es difícil dejar de fumar?

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/el-ser-humano-y-las-tribulaciones/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: