Secuestro en Río de Janeiro: el joven que decía estar deprimido y oír voces

Secuestro en Río de Janeiro: el joven que decía estar deprimido y oír voces

Por Departamento Web

Cómo la influencia del mal puede perjudicar la vida de una persona

Brasil, Río de Janeiro.- El martes 20 de agosto circuló la noticia de un secuestro de un autobús con 39 pasajeros. Alrededor de las 5 a. m., Willian Augusto da Silva, de 20 años, tomó el transporte y pagó el pasaje como cualquier otro usuario. Sin embargo, en su mochila, el joven cargaba objetos que —minutos después— lo ayudarían en su plan.

A las 5:26 a. m., William anunció el secuestro. Él incluso amenazó incendiar el vehículo y exigió que el conductor atravesara el autobús en el puente Río Niterói, una de las principales carreteras de la bahía de Guanabara. Con lo sucedido, alrededor de las 8:30 a. m., la región registraba cerca de 80 km de embotellamiento. Con la inhabilitación del puente, la ciudad también sintió los reflejos y registró 114 km de tránsito.

El secuestro terminó tres horas después del bloqueo —alrededor de las 9 a. m.—, con la muerte de Willian. Tras descender el autobús y arrojar una camisa, fue alcanzado por las balas de la élite del Batallón de Operaciones Policiales Especiales (Bope), que estaban posicionados encima de un coche del Cuerpo de Bomberos.

El resultado de la historia causó polémica. Esto es porque, tras la muerte del joven, se descubrió que el arma que utilizaba era de juguete. Desde entonces, los medios han cuestionado la acción de los policías, aunque hayan sido felicitados por el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, y el presidente de la República, Jair Bolsonaro, finalmente, todos los rehenes salieron ilesos.

Problema espiritual

Sin embargo, hay un lado de la historia que no ha sido debatido por quien sigue el caso: la vida de este muchacho y algunos hechos que podrían explicar su acción, que —lamentablemente— culminó en su muerte.

Los rehenes afirman que durante la ejecución de los hechos, Willian decía querer pasar a la historia. Tenía algunos momentos de risa, sin embargo, no parecía estar bajo el efecto de las drogas o el alcohol. Incluso de acuerdo con algunos de ellos, Willian bebía un energizante (que sacaba de la mochila) constantemente.

La familia del joven, a su vez, dice que era introvertido. Además de eso, en el mes de enero, en una parrillada, sufrió una crisis psicótica. Asimismo, decía sufrir mucho, sentirse deprimido y escuchar voces en la mente.

Las voces que Willan oía, no obstante, tienen un origen. En la Biblia, el apóstol Pablo revela cómo actúa el mal.

“… en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Corintios 4:4).

“El dios de este siglo es satanás, que domina la mente de la mayoría de las personas. Él no controla el universo, pues solamente Dios es Soberano sobre Su Creación. Sin embargo, el diablo trabaja sin descanso para incitar al ser humano con sus ideas, a fin de provocar aún más sufrimiento en este mundo”, explica el obispo Edir Macedo.

Es importante resaltar que no se puede precisar con exactitud lo que sucedía en la vida de Willian, lo que pensaba y lo que hacía o planeaba internamente. Sin embargo, es posible entender probablemente qué pudo haberlo influenciado.

Satanás, al encontrar espacio en la mente del ser humano, logra colocar sus planes en práctica. “Los que ceden a sus engaños y tentaciones empiezan a vivir bajo su cetro, dominio cruel e influencia. Ellos también empezarán a hacer las obras que le agradan al mal, como matar, adulterar, mentir, odiar, robar, codiciar, defraudar entre otras maldades que acarrean caos a la población”, aclara el obispo.

Para él, la Palabra de Dios es la única forma de vencer los deseos del mal y vivir bajo la Luz del Evangelio. “Hace que la máscara del diablo se caiga. Por ese motivo, él odia no solo a las Escrituras, sino también a quien las predica con sinceridad. La práctica de la Palabra de Dios es la mayor prueba de que la persona fue liberada, en todos los aspectos de su vida”, destaca el obispo.

Sesión de Descarga Espiritual

Liberarse de las voces del mal, de una vez por todas, no es imposible. Exige esfuerzo, perseverancia y voluntad de practicar la Palabra de Dios.

Por eso, entendiendo la lucha espiritual que las personas enfrentan para liberarse, obispos y pastores de la Universal realizan todos los viernes la Sesión de Descarga Espiritual. Una reunión enfocada en la liberación de los oprimidos y la quiebra de las maldiciones,

Si usted siente que algo no va bien en su vida, incluso ha sufrido de depresión, tiene deseos de suicidarse, es bombardeado por pensamientos aterradores y apenas logra dormir —pero desea ser libre—, participe en la Universal más cercana a usted. O bien, en el Templo de los Milagros, a las 7:30 a. m., 10 a. m., 12 p. m., 4 p. m. y, especialmente, 7 p. m., en Av. Revolución núm. 253, Col. Tacubaya, CDMX.

(*) La asistencia espiritual no sustituye los cuidados médicos. Será el tipo de trastorno, su origen y el modo de ser de la persona los que configurarán la manera de orientar, en cada caso.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/08/23/secuestro-en-rio-de-janeiro-el-joven-que-decia-estar-deprimido-y-oir-voces/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games