Eres el resultado de lo que crees

Eres el resultado de lo que crees

Por Departamento Web

Tu vida es el resultado de lo que crees

Solo tú sabes cuál es tu forma de ver la vida. Si en el fondo crees que serás feliz o no. Tú sabes si ya te rendiste, si estás dispuesto a dar batalla por tus metas. Cada decisión tomada y hasta nuestras expresiones ponen en evidencia el contenido de nuestra mente. Y, lo aceptes o no, la vida nos responde de acuerdo a nuestras ideas.

Pongámoslo más claro: si crees que no puedes, no podrás. Muy rara vez tie­ne éxito quien duda al tomar una acti­tud. Y quien cree no se rinde.

Oportunidad de oro

Puedes quejarte y decir que la vida ha sido mala contigo o puedes aferrarte y cambiar el curso de tu historia. Personas que sufrieron y se equivocaron tanto o más que tú han logrado cosas increíbles. ¿Por qué? Porque se atrevieron a creer, aunque a otros les parecía absurdo. Creer elimina las limitaciones.

Por creer un hombre llamado Abra­ham logró ser el patriarca de una nación maravillosa. Por creer mendigos se han vuelto millonarios, desahuciados han ob­tenido la salud y familias destruidas hoy se aman (ve los testimonios reales en este periódico). No son las circunstancias las que te han limitado, ¡eres tú mismo! ¿Quieres cambiar?

En la Universal está por concluir el pe­riodo denominado Hoguera Santa (nom­bre que hace alusión a las actitudes de fe que son como un poderoso fuego). Descubre en este propósito la oportu­nidad para salir adelante. La cita es este domingo a las 9:30 am en el Templo de los Milagros o en la Universal más cercana. Busca las direcciones haciendo clic aquí

Lee también: ¿Qué necesitas para cambiar la historia de tu vida?

Tras 39 años de éxito, estaba endeudada y con una demanda

 “Durante 39 años no me preocupé por cuestiones de dinero, pues era una empresaria exitosa. Solo que, de un mo­mento a otro, las ventas comenzaron a bajar, me endeudé y tuve proble­mas con mis empleados porque no les pagaba su salario. Por si fuera poco, me demandaron y, si per­día, me quitarían el ne­gocio. ¡Me aterraba que se viniera abajo el patrimonio que logré con tanto esfuerzo!

Llorar y dormir excesivamente eran formas de olvidarme de mi dolor. Eso cambió cuando en la Universal supe realmente quién es Dios y entendí el po­der de la fe, gracias a ello volví a sentir la paz y el amor que desde hace tiempo me faltaba.

Los cambios en mi vida no fueron mágicos, sino resultado de perseverar y de atreverme a poner mi fe a prueba. En la Hoguera Santa, que es una campa­ña de fe que se vive solo dos veces al año en la Universal, hice un pacto con Dios.

De inicio nuevos clientes comenzaron a llegar y, por ende, las ventas aumentaron. De esta manera, pude pagar las deudas que acumulé, incluyendo la de los trabajadores, así como ir juntando el dinero para abrir dos negocios más que están ubicados en las mejores zonas del lugar en donde vivo. Después, compré dos camionetas y tres casas confortables. Además, gané la demanda.

Una de las mayores bendiciones que Dios me otorgó fue viajar en dos ocasiones al Templo de Salomón, en Brasil, donde viví momentos inolvidables. Cuando dejo que Dios le dé estabilidad a mi vida, Él no me falla.” –María del Carmen Bernal.

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2019/07/10/eres-el-resultado-de-lo-que-crees/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games