Quieren recibir todo de Dios, sin darle algo a cambio

Quieren recibir todo de Dios, sin darle algo a cambio

Por Social Media

¿Aceptarías trabajar un mes completo y al final recibir únicamente la mitad del salario? ¿Estarías de acuerdo en compartir a tu marido o esposa con otros aun entregándote 100 % a esa persona? Obviamente, no. Sin embargo, muchos han intentado y quieren llevar una relación con Dios de esta manera. Exigen todo de Él, pero cuando les toca ofrecer su parte, se comportan así.

Jamás se dan completamente: un poco hoy, otro mañana; «más para mí, menos para Dios». Pero ¿hasta cuándo las personas van a esperar para descubrir que es imposible recibir el Espíritu Santo sin sacrificio? Quieren el sello de Dios, solo que no tienen la intención de abandonar el pecado. Tampoco les gustaría que su destino sea el infierno; en cambio, hacen la voluntad del señor de este.

 Quieren el «nada me faltará» del Salmo 23, pero no hacen del Señor Jesús su pastor. La razón de todo eso es porque están apegadas a algo o a alguien. Quien desea recibir el Espíritu Santo tiene que beber de la copa de la salvación.

«¿Qué daré al Señor por todos sus beneficios para conmigo? Alzaré la copa de la salvación, e invocaré el nombre del Señor.» (Salmos 116:12-13)

Esta copa es el Señor Jesús diciendo: «Yo me entregué 100 % a ti, ¿estás dispuesto a entregarte totalmente a Mí?». El mayor pecado que alguien puede cometer es rechazarlo, pues allí está la vida de Dios para nosotros. No es justo recibir todo y solo dar una parte. No es justo exigir el sol y la luna, y ofrecer solamente una vida de prácticas religiosas vacías.

Mientras unos viven orando y cantando dentro de una iglesia, y hasta hoy no han sido bautizados con el Espíritu Santo, otros con simples actitudes reciben todo de Dios.

La Biblia registra que, en cierta ocasión, Zaqueo expresó: «Señor, voy a darles a los pobres la mitad de mis bienes… Si le robé a alguien, le restituiré cuatro veces más». Ante esto, el Señor Jesús respondió: «Hoy hubo salvación en esta casa, porque este hombre también es hijo de Abraham. Porque el hijo del hombre vino a buscar lo que se había perdido.» (lee más en Lucas 19:1-10).

A diferencia de mucha gente, Zaqueo no frecuentaba una iglesia ni cantaba alabanzas, pero le dio al Altísimo lo que más tenía: su vida. A cambio, recibió de Él lo más valioso que tiene para el ser humano: la vida eterna.

Y tú, ¿estás dispuesto a casarte con Dios? Si tu respuesta es sí, entonces bebe de la Copa de la Salvación.

Participa los miércoles en la Escuela de la Fe Inteligente para tu fortalecimiento espiritual en la Universal de los estados de la República Mexicana. Consulta los horarios de las reuniones en la Universal más cercana a tu domicilio o llama 55 55743266.

En el caso de la Ciudad de México y el Estado de México, las reuniones se transmitirán este miércoles a las 7 p. m. en las redes sociales de Facebook y YouTube. NO SE REALIZARÁN REUNIONES PRESENCIALES A PARTIR DEL 19 DE DICIEMBRE DE 2020 Y HASTA EL PRÓXIMO 10 DE ENERO DE 2021.

Y te invitamos a leer el Aviso Importante para CDMX y Edo. Mex. para informarte más.

  • dejar de fumar
    ¿Por qué es difícil dejar de fumar?

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/quieren-recibir-todo-de-dios-sin-darle-algo-a-cambio/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: