Para tener el bien más preciado necesitas poner toda tu fuerza y concentración

<strong>Para tener el bien más preciado necesitas poner toda tu fuerza y concentración</strong>

Por Departamento Web 2

Cuando hablamos de distracción, pensamos de forma equivocada que se trata de un momento de falta de atención o de algo que hacemos para relajarnos, como ver una película, por ejemplo. Pero, al contrario de lo que se piensa, distraerse es estar ocupado con algo que no debería de recibir tu atención en aquel momento.

Y no es algo difícil que eso pase en una era en la que somos bombardeados por tantas cosas que quieren nuestra atención. ¿Quién nunca buscó algo en internet con el objetivo de resolver algo y, cuando te das cuenta, ya llevabas varios minutos entretenido con las redes sociales y aun no has resuelto nada? El resultado es la sensación de que el tiempo pasa muy rápido y de que nunca tenemos el tiempo suficiente para hacer todo lo que necesitamos, generando ansiedad y frustración. Al final del día, muchas personas se sienten sobrecargadas y sin saber qué hacer con su propia vida.

Más allá de los problemas en la salud, en la familia y en el área profesional, el mayor daño que causan las distracciones es en el alma, pues ella tiene la necesidad de conectarse con el Creador.

«Sin embargo, Dios lo hizo todo hermoso para el momento apropiado. Él sembró la eternidad en el corazón humano, pero aun así el ser humano no puede comprender todo el alcance de lo que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin.» (Eclesiastés 3:11).

Atención a lo que importa

El secreto para revertir esos males es justamente enfocarse en aquello que es capaz de transformar la vida y la mente de una persona: la Palabra de Dios. Por esa razón, este domingo 11 de diciembre la Universal inició el Ayuno de Daniel, el cual concluirá en la Velada de Año Nuevo el 31 de diciembre.

Te puede interesar: Conozca los tres tipos de bautismo

Realizado desde hace más de una década, el propósito se basa en el capítulo 10 del libro de Daniel, en el cual durante 21 días el profeta no se alimentó de aquello que le gustaba con el objetivo de estar más cerca de Dios. Con el Ayuno de Daniel la propuesta no es hacer un ayuno de alimentos, sino que, los participantes eliminen todo lo que es innecesario de su mente, abriendo un espacio para oír lo que Dios tiene que enseñar. Para eso es necesario evitar distracciones como el entretenimiento, música, noticias seculares y redes sociales. Durante tres semanas, cada participante va a quitar su atención de los placeres ofrecidos por el mundo y para colocarla en la Palabra de Dios y en todo aquello que te aproxima a Él, con el objetivo de recibir el poder de volverse hijo de Dios.

Eso no significa que los participantes no puedan trabajar ni tener acceso a información necesaria para realizar sus tareas, sino que debe mantener solamente aquello que es realmente necesario.

Alma viviente y espíritu vivificante

Ser descuidado con el alma puede comprometer la eternidad. En otras palabras, aquel que no le da atención a ella puede perder la salvación. Para que una persona sea ciudadana del reino de los cielos es necesario que nazca del Espíritu Santo, es decir, ella necesita recibir de Dios la naturaleza celestial, que es una transformación completa de su interior y de su mentalidad. Por eso existe la necesidad de recibir el Espíritu Santo, pues solamente Él puede hacer que una persona se parezca con el Señor Jesús.

Lee también: Del reino de los muertos hacia el reino de los vivos o el Reino de Dios

El obispo Edir Macedo explica que amar a Dios es obedecer Sus mandamientos. El propio Jesús dice que quien hace eso recibirá de Él otro Consolador, que es el Espíritu Santo. Solamente cuando eso sucede, la persona se vuelve espiritual. Hasta ahora ella había sido un alma viviente y su naturaleza es carnal. «Cuando la persona es alma viviente, ella no tiene capacidad, ni condiciones de agradar a Dios porque es carnal», señaló el obispo, porque es necesario ser espiritual para hacer la voluntad de Dios.

El proceso para volverse una persona espiritual, conforme explica el obispo, ocurre cuando el Señor Jesús la transforma en espíritu vivificante por intermedio del Nuevo Nacimiento, que es cuando la persona recibe la naturaleza Divina por medio del Espíritu de Dios. Por eso, ella enfatiza la importancia de invertir en el bautismo con el Espíritu Santo, pues solo con la naturaleza espiritual será posible permanecer por toda la eternidad.

Foco en Dios

Continua con: El impacto de las redes sociales en la salud mental

  • Biblia en 1 año
    Desafío de lectura de la Biblia en 1 año

Ofrenda Online

El perdón que cura

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/para-tener-el-bien-mas-preciado-necesitas-poner-toda-tu-fuerza-y-concentracion/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Abrir WhatsApp
💬 ¿Deseas hablar con un Pastor?
Pastor Online
Hola 🧑🏻‍💻 Dios te bendiga.

Envíenos un mensaje a nuestro WhatsApp, y vamos a brindar toda la atención que necesites👏🏻.
%d