Los rarámuris han hecho de la Universal su segunda casa

Los rarámuris han hecho de la Universal su segunda casa

Por Departamento Web 2

El trabajo que empezó como forma de agradecimiento, va tomando fuerza

«Perder a mi madre me causó un dolor muy fuerte: lloraba todo el tiempo, quería estar en la cama y perdí las ganas de realizar mis actividades. Además, era angustiante saber que, cada año, perdía a un familiar y temía que en cualquier momento fuera mi turno. Después, eso dejó de importarme e, incluso, vi la muerte como una alternativa para acabar con tanto sufrimiento.

Un día, me encontraba tirada en el piso sin saber qué hacer. En ese momento, mi hijo encendió la televisión cuando justamente estaba sintonizado el programa de la Universal. Las palabras del pastor me dieron confianza y quise ir. Una vez en la reunión, le dije a Dios: “Si Tú estás aquí, ¡quita el dolor en mi alma!”. Desde ahí, volvieron la felicidad y las ganas de vivir», relató Flora Bejarano.


La restauración de vida de Flora fue el inicio de otras bendiciones, como el trabajo que la Universal realiza actualmente con los rarámuris o tarahumaras. «Como una forma de agradecimiento a Dios, comencé a platicarles sobre mi cambio de vida y los incentivé a buscarlo, pues sé que Él también quiere hacerlo con ellos», añadió la actual representante de dicho grupo étnico en Chihuahua.

En la entrevista dada a este periódico, Flora comenta que ya son alrededor de 30 familias las que acuden asiduamente a las reuniones de la Universal, pero que la labor continúa, ya que aún faltan muchas más que alcanzar.

«Quienes ya acuden, al inicio se mostraban muy serios; ahora es inevitable ver su cambio y la alegría en su rostro. Además, me han contado que aquí no se sienten discriminados, tampoco les cuesta trabajo adaptarse, como comúnmente les pasa», expresó. Y es que la Universal no hace acepción de personas, ¡todos los que desean buscar a Dios son bienvenidos!


Cabe mencionar que, aunque participan en diferentes reuniones y horarios, se separa un momento especial para transmitirles un mensaje de fe, así como para orar por ellos. Sin contar que también se les ha otorgado ayuda humanitaria, proveniente de los mismos miembros de la Universal, que con cariño hacen sus aportaciones en especie.
«El trabajo con los tarahumaras apenas comienza, puesto que tenemos la fe de que el número de familias que conozcan a Dios sea mayor», finaliza Flora Bejarano.

Semanas atrás, los rarámuris tuvieron la oportunidad de asistir al cine para ver la película Nada que perder 2, que cuenta la historia del obispo Edir Macedo. Tanto chicos como grandes pasaron una tarde inolvidable en la que aprendieron más sobre la fe que, por cuenta propia, ahora profesan.


El Templo de los Milagros de Chihuahua se encuentra en Av. Simón Bolívar núm. 2, esquina con Av. Independencia, col. Centro.

  • tomar alcohol
    Beber hasta morir: ¿tomar alcohol alivia las penas?

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/los-raramuris-han-hecho-de-la-universal-su-segunda-casa/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: