La disciplina de la naturaleza y la indisciplina humana

La disciplina de la naturaleza y la indisciplina humana

Por Departamento Web

Después del jardín del Edén, el libro de Génesis muestra la decadencia de la humanidad y cómo la libertad y el derecho de elección se volvieron sus peores enemigos. La naturaleza, sin embargo, no se incluyó en esto y continuó siendo perfecta.

No hay manera de dejar de admirar la naturaleza, esta acapara nuestros ojos. Y una de sus características más fuertes es la disciplina en la que opera. Todo tiene su tiempo, todo es como era para ser y todos los saben, viven así y, sorprendentemente, sin murmurar.

No vemos a la noche queriendo ser día, ni al verano querer tomar el lugar del invierno. La naturaleza no compite entre sí, sabe cuánto la disciplina crea la armonía. Los animales, las aves y los peces, todos viven en sus debidos lugares para, así, aprovechar su existencia.

El único problema de la naturaleza es el hombre ­–¡y qué problema! –, a causa de él, toda la naturaleza sufre. ¿Por qué? Porque al hombre no le gusta la disciplina, odia el orden, y vive para desafiar al Creador.

Según narra la Biblia, un día, la humanidad fue demasiado lejos y Dios tuvo que comenzar todo de nuevo a través de Noé y su familia.

¿Ya habías meditado en esto?

  • Vacunas: mitos y realidades
    Vacunas: mitos y realidades

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/la-disciplina-de-la-naturaleza-y-la-indisciplina-humana/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games