«En mi alma había mucha tristeza y frustración»

«En mi alma había mucha tristeza y frustración»

Por Departamento Web 2

«Desde los 12 años me involucré en el alcohol, la marihuana y las drogas. En ese entonces mi mamá estaba hospitalizada. Sufrí depresión y empecé a cortarme los brazos por la desesperación que tenía a causa de la enfermedad de mi mamá. Le detectaron miomas que le causaban un tumor maligno. El doctor dijo que tenían que cortarle la matriz porque ya no había otra solución. A consecuencia de eso tenía sangrados abundantes, los cuales había sufrido por más de 2 años.

Me sentía muy frustrada, cargar los problemas de ella y los míos sí fue un problema muy grande. En mi alma había mucha tristeza, frustración, enojo y desesperación, por así decirlo, porque realmente yo estaba profundamente mal, no veía una salida. Me sentía con ganas de terminar con mi vida porque no veía un futuro, sabía que tarde o temprano mi mamá iba a perder la vida, no podía estar lejos de ella.

Intenté suicidarme cuando me subí al cuarto piso de mi casa, ya no podía más. Toda mi familia se dio cuenta y empezaron a decir que estaba loca, que estaba para un psiquiátrico. Empezaron a cooperar entre todos para llevarme a un psicólogo o comprarme pastillas antidepresivas, las cuales realmente me empeoraban cada vez más, me hacían sentir la peor cosa del mundo.

Mi mamá empezó a participar en la Universal y fue sanada por su fe. Los miomas desaparecieron totalmente, la operación ya no fue necesaria. Y me di cuenta de eso, del poder de Dios. Fue algo espectacular, no lo podía creer, los especialistas le decían que no había salida, pero Dios lo pudo todo.

¿Ya leíste? Pecado contra el propio cuerpo

Cuando escuché del Ayuno de Daniel, entendí que se trataba de tener una comunión más grande con Dios, que era una total conexión con Él. Entonces dije: “Ya es mi momento de conocer a Dios”.

En el Ayuno, hacía de todo para agradarlo a Él: me levantaba a las 3 de la mañana, ayunaba de las cosas que me gustaban, dejé redes sociales, televisión…

Recibí el Espíritu Santo cuando un día, a las 3 de la mañana, oré a Dios pidiéndole nada más que Su Espíritu, conocerlo realmente. En ese momento conocí realmente a Dios. No puedo explicar la felicidad que sentí cuando fui bautizada en el Espíritu Santo. Me mostró que no estaba sola y que, aparte de estar conmigo, habitaba en mí.

Ya no dependo de las drogas, mariguana ni alcohol para ser feliz. Ya no me corto ni pienso en el suicidio, porque sé que Dios trajo esa alegría y paz que necesitaba.» -Alondra Hernández

Ayuno de Daniel, ¡Participa!

Este propósito es para las personas que quieren saciar su sed de la presencia de Dios, y así como Alondra, recibir el Espíritu Santo. Del 11 al 31 de diciembre, nos abstendremos de todo entretenimiento, noticias, música y series seculares que nos aparta del Señor. Y así iniciar el año lleno de Su presencia.

Da clic en este enlace para saber todos los detalles. Además, no te pierdas nuestras publicaciones en redes sociales para más contenidos edificantes.

Lee: ¿Por qué es tan importante tener el Espíritu Santo?

  • aceite sagrado
    Gran distribución gratuita del Aceite Sagrado

Ofrenda Online

30 de enero: Gran distribución gratuita del Aceite Sagrado

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/en-mi-alma-habia-mucha-tristeza-y-frustracion/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: