«Empecé a tomar y eso era mi refugio»

«Empecé a tomar y eso era mi refugio»

Por Departamento Web 2

«Desde pequeño sufrí depresión. El hecho de crecer sin un padre fue complicado. Veía en las escuelas que los demás niños iban con sus papás a los festivales, mientras que yo solía estar solo. Aunado a esto, mi mamá me llegaba a maltratar y eso me afectó mucho, porque empecé a tener soledad. Pensé que nadie me escuchaba, todos me regañaban, me decían que estaba mal, que no sirvo para nada.

Al pasar el tiempo, eso me fue afectando: empecé a tomar desde muy chico, eso era mi refugio. Me iba a fiestas con un familiar para eso, pero a veces ni era necesario, solo iba con él a su departamento para tomar y fumar.

Después de cada fiesta y borrachera, me sentía cada vez más solo. Llegaba a decir: “¿Qué caso tiene seguir viviendo si estoy solo, si no tengo a nadie, si nadie me quiere? Es mejor que me muera de una vez y termine con todo”.

En la Universal escuché de Dios y que Él puede darme lo que me hace falta, tener su apoyo. Yo quise saber quién era ese Dios, y escuché que iba a empezar el Ayuno de Daniel, que eran 21 días desconectándonos de todo para estar comunión con Dios. Entonces, participé con todas mis fuerzas: me levanté en la madrugada para orar, leí la Biblia y los libros de la Iglesia. El día en que recibí el Espíritu Santo, empecé a llorar, a tener mucha felicidad, era una presencia maravillosa. El Espíritu Santo me llenó tanto que dejé de depender del alcohol, de las fiestas, porque es una felicidad permanente. Vivo feliz, los pensamientos de suicidios se quitaron y ahora veo a mi familia y las personas con amor.

Le doy gracias al Espíritu Santo por estar conmigo, por haberme elegido, porque puso Su vista en mí.» -Jean Paul

Ayuno de Daniel

De la misma manera que Jean Paul, muchos buscan la felicidad o calmar su dolor interno por medio de vicios, bienes materiales, aprecio en redes sociales, una pareja… y la lista sigue. Pero el único que puede hacer ese cambio y sanar tu interior es el Espíritu Santo, el Espíritu de la diferencia.

Por eso, hasta el 31 de diciembre continuaremos en esta fe del Ayuno de Daniel, cuyo objetivo es estar más cerca de Dios y lograr recibir Su presencia. Haz clic aquí para saber más de este propósito.

Medita en: El alimento del alma

  • Si Dios es bueno

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/empece-a-tomar-y-eso-era-mi-refugio/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games