El dolor de los seres queridos

El dolor de los seres queridos

Por Social Media

La depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo, de acuerdo con la Organización de Salud. Es muy probable que conozcas a alguien que lucha contra la depresión y no lo sepas.

A diferencia de la tristeza, la depresión es un trastorno y no solo afecta el estado de ánimo, también afecta en cómo te sientes y cómo piensas, los síntomas pueden variar de leves a severos. «Puede hacer que actúes de maneras que no son naturales para ti», explican expertos de la Universidad de Tennessee.

La pérdida de interés o placer en actividades, cambios en el apetito, dificultad para dormir o dormir demasiado, pérdida de energía, sentirse inútil o culpable, desarrollar ideas suicidas…

Cargar por sí solo con todos estos signos es una carga muy pesada para quien lo está sufriendo. Indirectamente, la depresión también afecta a las personas que se encuentran dentro del círculo familiar y social de quien padece depresión.

Los especialistas señalan que al ver a una persona querida pasar por esta situación, se extiende una capa de miedo e incertidumbre. «Quieres ayudar, pero no sabes qué hacer ni qué decir», explicaron.

¿Ya leíste? Nerviosismo: el autor de un sinfín de tragedias

Incluso, pueden sentir el dolor del ser querido, en muchas ocasiones ese dolor y miedo se convierten en culpa: «¿Acaso no soy lo suficientemente bueno como para hacer feliz a esa persona?», un cuestionamiento frecuente.

Pero una persona puede desarrollar depresión aun teniendo bienes materiales y atenciones de las personas que le aman. El obispo Macedo ha ejemplificado esta situación con una vivencia del rey Salomón cuando, por un momento, se apartó del camino de Dios: «él tenía todo, tenía el mundo a sus pies y, aun así, sufría en el alma. No tenía una fe viva en el Dios vivo, porque en aquella ocasión, había abandonado la fe en el Señor. Entonces estaba en profunda depresión, odiando todo y confesando que todo era vanidad». [Lee la historia en Eclesiastés 2:4].

Sin embargo, el obispo indicó que sea cual sea el tipo de depresión que una persona esté padeciendo, la única solución está en la Palabra de Dios.

¿Cómo ayudar?

Los médicos recomiendan que el familiar platique de forma regular con la persona depresiva, sin presionar, pero haciéndole saber que se preocupan por él y escuchando lo que tienen qué decir. Lo más probable es que ninguno de los dos sepa cómo manejar la situación, por lo que también aconsejan buscar apoyo externo.

Como el obispo Macedo lo menciona, la solución es buscar ayuda en Dios. En la Universal puedes encontrar personas capacitadas para brindarte apoyo, ya sea que tú estés sufriendo con este trastorno o un ser querido.

¡A través de la fe todo es posible! Te invitamos a acercarte a la Universal más cercana a tu domicilio. Consulta los horarios o llama al 55 55743266 para recibir más información.

(*) La asistencia espiritual no sustituye los cuidados médicos. Será el tipo de trastorno, su origen y el modo de ser de la persona los que configurarán la manera de orientar, en cada caso.

  • trauma
    ¿Alguna vez has pasado por un trauma en tu vida?

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/el-dolor-de-los-seres-queridos/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: