Divisiones, herejías, envidia y homicidio: ¿has practicado estas obras de la carne?

Divisiones, herejías, envidia y homicidio: ¿has practicado estas obras de la carne?

Por Departamento Web

Todos los que desean y agradar a Dios deben mantenerse alerta sobre las consecuencias de las obras de la carne y la importancia de no dejarse dominar por ellas. Estas pueden ser:

Divisiones

Las divisiones son discordias; cuando una persona no comparte la misma fe, no acepta o concuerda con la dirección que se da. Esta obra de la carne ha causado la muerte espiritual de muchas personas. Su precio es muy alto y hay quienes lo pagan por aceptarla.

Los Evangelios fueron escritos por hombres inspirados por Dios, cada uno con su personalidad, pero todos hablando el mismo lenguaje: el de la fe.

Herejías

Son enseñanzas y prácticas contrarias a la Palabra de Dios. Es permitir que el pecado esté en medio de la iglesia y no remover a aquellos que necesitan ser disciplinados. Por eso, es importante entender que cuando eres reprendido, no es para desaprobarte ni mucho menos para alimentar un rencor, rebelarse, etcétera.

Si una persona no se humilla ante la mano poderosa de Dios, por más derecho que tenga, por más correcta que esté, no podrá exaltarla, enseñarle, fortalecerla ni ayudarla a madurar. Él permite que enfrentemos situaciones difíciles que, a veces, nos entristecen o no entendemos, pero no son para que nos desanimemos, dudemos, resbalemos, blasfememos, retrocedamos… sino para madurar.

Dios permitió que a los primeros cristianos les sucedieran situaciones desagradables, como indica el libro de Hechos, para que hoy tuviéramos esos ejemplos. Quien es bautizado con el Espíritu Santo está preparado para el bautismo de fuego, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia. Pero si la persona no tiene el Espíritu de Dios, «cualquier fueguito» es un motivo para que ella abandone la fe. Quien tiene el Espíritu Santo, guarda sus ojos, sus oídos, su boca, su corazón, su mente…

Envidia

La envidia es cuando codicias amistades, bienes materiales, el matrimonio, la familia, el éxito profesional o cualquier otra cosa de alguien. Cabe resaltar que esta le hace daño, primera y principalmente, al envidioso. Las personas no suelen envidiar lo espiritual, sino cosas carnales. Por lo tanto, este sentimiento es carnal.

Mientras uno valora a Dios, la comunión con Él, así como la unción, la autoridad, el bautismo con el Espíritu Santo y la oportunidad de servirlo que nos da, no tendremos envidia de nada y de nadie.

Homicidios                                                                      

La Biblia dice que quien guarda resentimientos en contra de su hermano es homicida. Por lo tanto, este no es solo quien les quita la vida a otros. Cuando hablas mal de alguien, difundes chismes, juzgas, estás cometiendo un homicidio.

La lengua es como una espada. Entonces, cuidado, hay que vigilar nuestras palabras y nuestra conducta. Hay gente que mata a otra cuando esta última es irreverente e indisciplinada.

  • La normalidad que no es normal
    La normalidad que no es normal

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/divisiones-herejias-envidia-y-homicidio-has-practicado-estas-obras-de-la-carne/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games