¿Cómo evitar caer en las mentiras de internet?

¿Cómo evitar caer en las mentiras de internet?

Por Departamento Web 2

Hoy cualquier persona publica lo que quiere en la red. Por lo tanto, es importante tener criterio para no ser víctima de engaños siguiendo falsos ejemplos de terapias «milagrosas» y otros «logros».

Casi todo el mundo dice lo que quiere en Internet, especialmente en las redes sociales. Por mucho que estas plataformas intenten frenar los contenidos falsos o publicaciones de mala fe, alguien siempre rompe la barrera de la verdad y engaña al internauta. Lo que conlleva pérdidas económicas, psicológicas e incluso de salud.

En las redes sociales una persona se puede presentar como lo desee. Muchas personas malintencionadas aprovechan esto para vender «secretos» para hacerte rico, impulsar tu carrera y otras ilusiones. Incluidas terapias y remedios «milagrosos», como fue el caso de una mujer en el 2013. Quien divulgó en Instagram que había sido curada de un cáncer cerebral inoperable al dejar de lado la quimioterapia y seguir una dieta de alimentos naturales integrales.

Pero en realidad, la mujer no solo quería ser la celebridad del momento. Hizo mucho dinero publicando libros sobre la supuesta cura natural. Captó la atención de editoriales de renombre mundial con las que firmó contratos, lanzó una aplicación sobre el tema y apareció en muchas historias en los medios, ganando aún más publicidad.

Se especula que ganó más de 500 000 dólares.

No obstante, como dijo el Señor Jesús en Lucas 12:2: «Y nada hay encubierto que no haya de ser revelado, ni oculto que no haya de saberse». Así, alrededor de 2015, la prensa local la desenmascaró, pues sospechaban de sus «milagros».

Una mentira lleva a otras

Esta mujer también afirmó haber donado una buena parte de sus ganancias a organizaciones benéficas, pero nunca lo hizo. Y fue a partir de este descubrimiento que los reporteros expusieron otras mentiras. Siempre le pedían exámenes de antes para confirmar el cáncer, además de contactar a los médicos que la atendían, pero ella siempre cambiaba de tema. Las autoridades empezaron a actuar, ella no pudo soportar la presión y confesó haber cometido fraude.

Sin embargo, hasta que salió la verdad, la prensa de otros países ya había mostrado a varios pacientes con cáncer y otras dolencias que dejaron el tratamiento médico para seguir la dieta de quien siempre aparecía sonriente y rodeada de lujo en sus publicaciones. Con eso, la situación de salud de los engañados empeoró, obviamente.

Lee: La fábrica de ilusiones

Ella fue procesada y se le confiscaron todos sus bienes. En 2020, apareció ante el público en un programa de televisión y declaró abiertamente que nunca había tenido cáncer y que inventó otros problemas para tratar de conmover al público. Inventó tumores en otros órganos, que también afirmó que habían sido «curados» con la dieta integral, e incluso inventó que tenía un hermano autista. Además, confesó que estaba en la ruina y que hubiera deseado no haber mentido nunca, ya que las consecuencias de sus mentiras son «insuperables».

Al igual que ella, muchos charlatanes crean historias convincentes, que a menudo atraen las emociones de la audiencia. Se muestran a sí mismos como vencedores de los problemas por los que atraviesan muchas personas. Tampoco son pocas las personas que fomentan el ejercicio físico y la dieta sin tener una formación en educación física, medicina o nutrición. Además, muchos anuncios de televisión e Internet presentan medicamentos y dispositivos «milagro», así como atractivas «ofertas».

La trampa de las emociones

Si las autoridades no logran frenar tanta falsedad, depende de cada uno tener un sentido crítico antes de ceder a las emociones. Sobre todo, en momentos de debilidad, como durante las enfermedades, como recomienda el psicólogo clínico Fábio Guedes, de São Paulo. «Creer o no en una mentira depende mucho de cuándo se dice y quién la dice. Muchas veces existe la predisposición de creer que siempre existe un camino más fácil y la insistencia de no creer en posiciones contrarias a las nuestras».

El psicólogo recomienda verificar si existe evidencia científica y si los autores de publicaciones y anuncios están realmente calificados para hacer sus afirmaciones. No sirve de nada creer lo que dicen en las redes sociales.

Para él, el caso de aquella mujer sirve de advertencia: «cuando se trata de una cura, es aún más importante investigar y guiarse siempre por la ciencia y los medios serios de información, que certifiquen sus fuentes y construyan una línea de veracidad con los hechos». También vale la pena comprobar si quien dice ser médico realmente lo es. Además de buscar la opinión de otros profesionales sobre el mismo tema, algo relativamente fácil en internet. En este momento es importante no ceder ante la pereza de investigar.

  • 5 profecías
    La realidad que no se ve

Ofrenda Online

El reflejo de la gran destrucción económica


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/como-evitar-caer-en-las-mentiras-de-internet/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: