Aprende a decir «no»

Aprende a decir «no»

Por Social Media

¿Por qué puede ser beneficioso para tu vida usar esta palabra con firmeza?

Muchos no pueden pronunciar esta palabra de dos letras y otros se niegan a escucharla. Quien no está de acuerdo con un «no» suele rodearse de personas que solo dicen que sí y esto acaba por establecer una relación en la que el objetivo es controlar a los demás para ganar siempre. Por otro lado, la dificultad de decir «no» impide que la persona sea asertiva, firme y directa, sin sentir ni generar incomodidad. Para algunos, la palabra denota rudeza y, por lo tanto, tienen miedo de pronunciarla, incluso cuando es necesario.

Para Emanuel Quiróz, asesor profesional, es muy común que las personas sufran por no saber dar una negativa. Por ejemplo: «cuando les hacen una invitación, responden que tienen la intención de asistir, pero que primero tienen que consultar su agenda», comenta Quiróz. Y añade: «No logran dar la negativa definitiva para no disgustar a quienes los invitaron; sin embargo, sin darse cuenta, corren el riesgo de aceptar lo que no están dispuestos a hacer en lo más mínimo y siguen estancados en un compromiso por la palabra que dieron. Si no asisten, su imagen puede estar vinculada a la de quienes no cumplen con lo pactado».

El especialista comenta que hay muchas razones por las cuales las personas no suelen ser asertivas y no tienen la capacidad de confiar en sí mismas y decir «no» cuando es necesario: «un gran número de personas quieren ser aceptadas en su entorno social y decir “no”, les resulta imposible». Otro motivador es el miedo, les temen a las consecuencias, tanto profesionales como sociales, que puedan resultar de un «no».

Ahora bien, no todo gira en torno a la aceptación, el especialista menciona que otros lo hacen para no perder cierto poder. «Muchos son controladores y comienzan a adoptar diversas funciones y actividades para demostrar que son insustituibles. Además, piensan que realizan ciertas actividades mejor que otros. Sin embargo, no viven plenamente. Para otros, es una cuestión cultural, ya que se criaron escuchando negativas y quieren cambiar ese comportamiento, sin darse cuenta de que la falta de equilibrio los boicotea. Es necesario ser sabios y saber cuándo decir “sí”, y cuando “no”».

Uno debe aprender a decidir, sin culpas ni remordimientos. El «sí» o el «no» son parte de la vida. «En el momento de dar una respuesta, es necesario relacionarlo con nuestros valores morales y analizar si esa elección será beneficiosa para nosotros también. Por supuesto, sucederán situaciones profesionales, por ejemplo, en las que no seremos capaces de decir que no; sin embargo, si superan nuestro límite moral, no podemos violarlo y aceptar algo con lo que no estamos de acuerdo», orienta.

Por otro lado, Renato Cardoso, experto en temas de superación y de pareja, afirma que hay un gran número de personas que sufren y pagan un alto precio por el miedo a decir que no. «Nadie le puede imponer algo. Primero, comprenda que tiene el derecho a rechazar ciertas cosas. Así que, empiece a practicarlo en cuestiones pequeñas. Si se enoja consigo mismo, se abruma porque sigue aceptando cada vez más trabajo sin darse cuenta de lo que ya estaba haciendo y termina regañado por incumplir, vive estresado y enojado con la gente, comience a decir más “noes”», recomienda.

Según él, aprender a decir «no» repercute positivamente en la familia, los amigos, el trabajo, las relaciones y, sobre todo, en la vida espiritual. «Además de deshacerse de cargas innecesarias, verá cómo aumenta su confianza en sí mismo y su autoestima. Sin duda, a quienes estén acostumbrados a su sí incondicional, les resultará un poco extraño. Incluso, pueden alejarse de usted porque ya no pueden usarlo, lo cual no es algo malo. Así que aprenda a decirlo sabiamente y será mucho más feliz», señala.

Si quieres estar más seguro y ser más asertivo, busca la guía de Dios. Si mantienes el contacto con Su Espíritu, tendrás la sabiduría para elegir tus respuestas ante lo que se te presente de manera inteligente.

  • promesa
    Pentecostés, la Promesa de Dios

Ofrenda Online

La pobreza se apodera de este Pueblo Mágico


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/aprende-a-decir-no/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: