Reunión del Espíritu Santo

Reunión del Espíritu Santo

Por

Muchas personas sienten un vacío en su interior que no consiguen llenar con nada, son personas tristes, sedientas de paz, abatidas. Esta condición se transmite a todas las áreas de su vida, en especial a su familia.

En la actualidad, la sociedad ha visto una transformación en la calidad de las relaciones familiares, el divorcio es una realidad constante, hogares destruidos por los vicios, agresiones físicas y verbales y rebeldía por parte de los hijos.

Es por ello que, en la Universal, todos los domingos se realiza la Reunión del Espíritu Santo. Para que en tu familia haya amor, paz y armonía, es necesario tener la presencia de Dios en tu vida.

El verdadero éxito no se consigue a través de las conquistas materiales, sino que depende de la relación que existe entre el ser humano y Dios, y la relación que tiene el individuo y su familia.

El domingo es para fortalecer tu fe y todos son bienvenidos. Esta reunión tiene el propósito de bendecir tu interior y tu hogar. Por medio de ella, tendrás la oportunidad de renovar tus fuerzas para realizar las actividades de la semana, para pedir la paz que únicamente la presencia de Dios puede darnos.

También tiene el objetivo de que entregues a tu familia en las manos de Dios, pidiendo su protección, su liberación y la bendición de todos tus seres queridos.

«Tenía el trabajo que quería, pero aún así faltaba algo» 

 

«Mi rebeldía ocasionó que tuviera problemas con mi familia. Logré concluir mi licenciatura en enfermería y me fui a escondidas con un hombre bajo la promesa de que yo encontraría trabajo. 

Aunque tenía documentos en regla, ninguna puerta se abrió. Lograba trabajar, pero me pagaban 100 pesos. Aunado a eso, en mi relación había más pleitos. 

Al conocer la Universal, supe que era el lugar correcto. Luego de escuchar de la Hoguera Santa, participé y la bendición llegó: me aceptaron en los 3 hospitales donde presenté mis papeles y elegí en cuál quedarme. 

En ese punto se rompió todo lazo con mi exnovio y supe que mi mamá enfermó gravemente. Caí en depresión, tenía pensamientos de quitarme la vida e incluso se me subía el muerto. Aunque fui bendecida laboralmente, ya no tenía ganas de ir a la Universal. Me faltaba algo más: Dios.

Luché contra ese mal, pero también lo busqué a Él, sino seguiría igual. Recibir el Espíritu Santo no fue sencillo: oré en las madrugadas, ayuné y leía la Biblia, era dar toda mi vida. Hasta que un día tuve certeza de que el Espíritu Santo habita en mí. 

Así fue como cambié. Ahora puedo decirle a mi familia que la amo, ya no soy rebelde y nació el deseo de ayudar al prójimo. 

Después, lo demás fue añadido: conocí el Templo de Salomón en Brasil, compré un auto nuevo y poseo un terreno. 

Paso luchas como cualquier persona, pero tengo la certeza de que Dios está conmigo, esa es la bendición más grande.» -Brenda García O. 

Muchos han vivido lo mismo que Brenda, pero pueden cambiar todo de la misma manera que él. Atrévete a dar el primer paso hacia Dios. Te esperamos los domingos en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya, CDMX. Los horarios son: 7:30 a. m. y 10 a. m. o en la Universal más cercana a tu domicilio. Consulta los horarios de las reuniones.

  • Vida a Colores

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/agenda-semanal/7-oraciones/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games