Dos destinos, una elección

Dos destinos, una elección

Por Ana Odonel

El pasado domingo 6 de mayo, el obispo Edir Macedo realizó la reunión de la Celebración de las Primicias en la Catedral de Del Castilho, en Río de Janeiro. En una reunión, con la iglesia repleta, la nave auxiliar y los estacionamientos llenos, el Obispo llamó la atención de todos los presentes cuando habló al respecto del destino del alma del ser humano: el Cielo o el infierno.

“O el alma se va con Dios o directo al infierno. No hay salvación si la persona no elige al Señor Jesús. La persona sin Jesús, y que no fue perdonada de sus pecados, no se arrepintió y no se entregó al Señor Jesús, cuando muera, se irá directo al infierno”, aclaró.

Él ejemplificó con el pasaje descrito en la Biblia, en el libro de Lucas, capítulo 16, donde habla sobre el rico y Lázaro.

“Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas” (Lucas 16:19-20).

El rico, descrito en la Palabra de Dios, murió y no logró la Salvación, pero con Lázaro ocurrió lo contrario, quien, a pesar de ser mendigo, fue salvo. Para el Obispo, el hecho de que uno haya ido al Cielo y el otro no, no tiene que ver con la condición financiera, sino con su creencia en Dios. “Lázaro era pobre, pero creía en Dios, después, él murió y se fue directo al Cielo. Lo que hace la diferencia en la Salvación del alma es el hecho de que la persona haya creído en el Señor Jesús”, enfatizó el Obispo.

Además, él destacó que, para ser salvo, el ser humano debe mantenerse fiel hasta el último suspiro, pero, si una persona se arrepiente de sus malos actos en el último segundo de vida, también logrará la salvación, y esto sucede porque el Señor Jesús no vino a la tierra para crear una religión, sino para salvar a la humanidad.

“Solamente por causa de Su muerte, usted tiene el derecho de ser salvo. Si la persona se arrepiente en el último segundo, será salva, porque la sangre que corrió en la cruz limpia el pecado del alma”, afirmó el Obispo.

 

El inicio de una celebración

Durante la reunión, el Obispo afirmó que todos los meses, en la Universal, acontecerá el Día de Pentecostés. “El Espíritu Santo descenderá sobre usted y la alegría nunca más saldrá. Usted será feliz, tendrá el alma limpia y recibirá el Espíritu del Dios Altísimo”, concluyó el Obispo.

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/06/10/dos-destinos-una-eleccion/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games