Una relación sana con tus hijos

Una relación sana con tus hijos

Por Departamento Web 2

Los padres son el pilar fundamental de la estructura familiar y de la sociedad. Son ellos, apoyados por otros familiares y maestros, los encargados de la crianza y desarrollo de un hijo. Así lo explica la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Ahora bien, educar a un menor es un gran compromiso. Muchos padres se han esforzado por educar y a la vez mantener una relación sana con sus hijos y lo han conseguido. Sin embargo, no todos logran establecer lazos de confianza con ellos y al presionar demasiado terminan por desgastar la relación.

A consecuencia de la pandemia y el confinamiento, los menores han tenido que pasar más tiempo en casa con sus padres. Esto podría ser un arma de dos filos para las familias, ya que es posible aprovechar e invertir ese tiempo para fortalecer el vínculo o, en el peor de los casos, acabar con él.

Si te encuentras atravesando una situación complicada con tus hijos y quieres revertirlo, te compartimos algunos consejos de la Guía Infantil para establecer una relación de confianza.

Te puede interesar: Padres e hijos: ¿cómo dar cariños y límites?

Empezar cuanto antes: Es ideal que los lazos de confianza se construyan desde que los hijos son pequeños. Los padres deben brindar seguridad a los infantes y permitirles que se expresen con libertad.

Ser un ejemplo: Mentir, no cumplir las promesas o decepcionarlos constantemente son factores que afectan la relación. Los tutores necesitan ser un ejemplo, personas íntegras y comprometidas en quienes los niños puedan confiar. Si queremos hijos honestos, debe haber padres honestos.

Practicar la paciencia: La confianza no funciona cuando hay presión de por medio. No es recomendable forzar al niño o adolescente a que les cuente todo. Por lo tanto, es importante armarse de paciencia para respetar sus tiempos y esperar a que el menor hable cuando se sienta preparado. Nuevamente, la confianza debe estar cimentada para que el menor se sienta seguro y les haga saber si algo anormal está ocurriendo.

Escucharlos: No es simplemente oír, se trata de escuchar, valorar y poner atención a lo que están expresando. Asimismo, cuando se sienten valorados, sentirán que pueden abrir sus sentimientos sin ser juzgados.

Aprender a pedir perdón: A muchos padres se les dificulta disculparse cuando han cometido un error. Nadie es perfecto, reconocerlo hará que los niños confíen completamente, esto los acerca más a ellos.

Dedicarles tiempo: Es difícil que los hijos establezcan lazos con sus padres si ellos no pasan tiempo de calidad con ellos. Los niños y adolescentes necesitan sentir que son importantes y que los padres disfrutan de su compañía.

Un rol esencial

El Día Mundial de las Madres y los Padres se celebra cada 1 de junio. Fue instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas y su finalidad es rendir homenaje a la labor, responsabilidad, esfuerzo y dedicación que tienen los padres y madres en la crianza y educación de sus hijos.

Debemos tener en cuenta que los niños viven en un mundo completamente diferente al que vivieron sus padres en la infancia. Por lo que se recomienda practicar la empatía. Esto se verá reflejado en la seguridad emocional del menor y en su forma de relacionarse en el futuro.

También puedes ver: ¿Usted realmente quiere cambiar?

  • dos cosas
    Estas son las dos cosas necesarias para un cambio

Ofrenda Online

La ayuda llegó para damnificados de Poza Rica, Veracruz


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/una-relacion-sana-con-tus-hijos/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: