Totalmente amable

Totalmente amable

Por Departamento Web

Amamos a las personas, no porque son perfectas o siempre nos tratan de manera totalmente justa.

Por ejemplo, la madre ama a su hijo, sin embargo, eso no significa que ella ame también su necedad. La mujer ama a su marido, sin embargo, ella no ama su desorganización, por decirlo así. Es decir, todos los que amamos tienen defectos que nosotros no apreciamos. Es el amor que hace posible todas nuestras relaciones y nos ayuda a superar lo que no nos gusta del otro.

No obstante, eso no sucede con el Señor Jesús, pues Él es completamente amable.

No hay una sola faz de Su carácter, de Su manera de actuar y de tratarnos que no sea admirable y arrebatadora.

Entre más Lo conocemos, más Lo amamos apasionadamente y nos apegamos a Él.

Ahora bien, Jesús no es en parte deseable, en parte amable, en parte justo o agradable. ¡Él es completamente maravilloso!

Entonces, ¡no entiendo el motivo por el que los supuestos cristianos no tengan su corazón hirviendo y derramando de amor y temor por Ese Novio!

Quien se relaciona diariamente con Él no logra esconder su amor y dice, como está escrito:

«Él es deseable en todo sentido» (Cantares 5:16).

«Mi amado es el más bellos entre miles y miles»

Por Núbia Siqueira

  • bendición del Padre
    La principal bendición del Padre

Ofrenda Online

Pastores de la Universal en Angola llegan a Brasil después de ser deportados ilegalmente


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/totalmente-amable/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games