Santuario de la Justicia: ¿Cuál es la justicia que buscas?

Santuario de la Justicia: ¿Cuál es la justicia que buscas?

Por Departamento Web

Participa en el Santuario de la Justicia en la Universal

Dondequiera que miremos, hay injusticias en todos lados. Y muchas de ellas son situaciones que no son juzgadas por un tribunal.

¿Quién le hará justicia al marido o esposa que enfrenta una traición? ¿Qué tribunal ayudará a los comerciantes que cerraron sus puertas definitivamente, perdieron sus ingresos y/o probablemente no lograrán ejercer su comercio como antes? ¿Quién le hará justicia a las personas que murieron por una enfermedad? ¿Es justo que los padres que cuidaron y educaron bien a sus hijos hayan terminado en las adicciones o la delincuencia?

Semana de la Justicia Divina

Es por eso que en todas las Universal, se llevará a cabo la Semana de la Justicia.

Cuando se trata de una justicia, debe haber una búsqueda activa por parte de la persona. La justicia no sucede automáticamente, es necesario recurrir al Tribunal, por medio de los derechos.

Fue como el Señor Jesús señaló en la parábola de la viuda y el juez injusto: «¿Y no hará Dios justicia a sus escogidos, que claman a Él día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? Os digo que pronto les hará justicia. No obstante, cuando el Hijo del Hombre venga, ¿hallará fe en la tierra?» (Lucas 18:7-8).

Dios busca a los que manifiestan su fe para hacer Su justicia. Entonces, no sirve de nada que la persona reclame. La justicia solo les responde a quienes la exigen. Por lo tanto, si quieres justicia, necesitas recurrir al Tribunal Divino.

Eso fue lo que hizo Delfino Atempa, profesor. Él recurrió al Santuario de la Justicia y, por su fe, hubo un antes y un después en su vida.

«Mi salario era de un peso»

Delfino Atempa

Por sus adicciones, el primer matrimonio de Delfino fue un fracaso: «Viví en el alcoholismo, tabaquismo y drogadicción. Consumía cocaína y marihuana. Esto me llevó a un matrimonio de golpes y maltratos hacia mi pareja. Fueron 20 años de casados con estos maltratos donde la golpeaba hasta sangrarla. Decidí abandonar mi hogar para no dejarles el mal ejemplo a mis hijos», contó.

Él se fue a vivir rentando en otro lugar, pero cayó en depresión por destruir un matrimonio. Así que inició un segundo. Sin embargo, la falta de dinero fue el problema principal en ese momento: «No me alcanzaba para la renta, ni para vestir ni comer.

Mi pareja me exigía porque tuvimos dos hijas. Al ver los problemas económicos, nos separamos. Por su demanda, me pidió pensión alimenticia y, como resultado, solo ganaba un peso. Si con el apoyo de ella apenas la iba librando, con ese peso no solventaba nada», dijo.

Ganando tan solo un peso, entró en una terrible depresión. No aguantando más el sufrimiento, intentó quitarse la vida en tres ocasiones: «primero, con una pistola; después arrojándome a una calzada de la ciudad, y luego cortándome las venas. Solo y sin dinero, no encontraba una salida», agregó.

Pero, un día llegó a la Universal, y ahí iniciaría la transformación que él anhelaba: «escuché que el Altar es el tribunal de Dios, donde hace justicia. Cansado de ganar un peso, subí indignado al Altar y clamé al Señor por tantas injusticias que tuve.

Por mi fe, Dios transformó mi vida. Ya no hay alcoholismo ni drogadicción. Mi salario, que era de un peso, es otro. Tengo para darme mis gustos: conquisté una casa y una camioneta cero kilómetros.

Me casé y, con mi actual pareja, hay comunicación, entendimiento y, sobre todo, el amor que Dios ha puesto en mi vida. Soy feliz porque Él ha hecho justicia», finalizó.

Santuario de la Justicia

La fe que provoca milagros es la que se demuestra con actitudes. Cuando una persona quiere algo de Dios tiene que ser perseverante, no puede darse por vencida aunque se tope con adversidades.

La parábola de la viuda y el juez injusto cuenta la historia de una mujer que insistió muchas veces para que el juez cruel juzgara su causa. Por su perseverancia, ella logró su objetivo (lee Lucas 18:1-8).

Entonces, este domingo 11 de abril puedes presentar tu causa delante del Tribunal Divino, que es el Altar. Así como Delfino, no desaproveches esta oportunidad de clamar en el Santuario de la Justicia.

Además, si has realizado el Ayuno de Daniel, entonces, ve también esta oportunidad cuando entres al Santuario. Determinando el bautismo con el Espíritu Santo.

Y no olvides llevar un pan para consagrar. El cual podrás compartir con tu familia para que el Espíritu de Dios actúe en su vida.

Consulta los horarios de las reuniones en la Universal más cercana a tu domicilio o llama al 55 55743266.

Y te invitamos a leer el Aviso Importante sobre las reuniones en todo el país para informarte más.

  • Santuario de la Justicia
    Santuario de la Justicia: ¿Cuál es la justicia que buscas?

Ofrenda Online

«Me involucré en el vampirismo pensando que mi vida sería diferente, pero no fue así»


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/santuario-de-la-justicia-cual-es-la-justicia-que-buscas/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games