¿Qué has buscado en primer lugar?

¿Qué has buscado en primer lugar?

Por Departamento Web 2

Lo que pones en primer lugar es la respuesta de tu éxito o fracaso espiritual

La razón por la cual la mayoría de las personas aún no han recibido el Espíritu Santo está en la falta de obediencia a la siguiente orientación que dio el Señor Jesús:

«Pero buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.» (Mateo 6:33)

Ellas lo han hecho precisamente a la inversa. Al llegar a la iglesia, priorizan la solución del problema económico, familiar, buscan la sanidad de una enfermedad, en fin, primero buscan realizar sus proyectos y conquistas personales para después buscar el Reino de Dios.

El problema es que, una vez que logran una determinada bendición, de inmediato empiezan a buscar otra y otra. Recibieron la sanidad de una enfermedad y empiezan a buscar otras conquistas: vida económica, amorosa, etc. Con todo eso, el Reino de Dios es dejado a un lado.

«Personas así no toman en cuenta que el Reino de Dios tiene que ir en primer lugar», señala el obispo Edir Macedo. «Ellas buscaron y buscaron con todas sus fuerzas las promesas de Dios —la Tierra Prometida—, conquistaron las bendiciones materiales y físicas y olvidaron lo más importante: el Reino de Dios».

Pero ¿qué significa el Reino de Dios? Según el obispo, buscar el Reino de Dios y Su justicia significa buscar primero conocer a Dios, tener una experiencia personal con Él, primeramente tenerlo reinando en tu interior. «Es vivir una vida justa, recta, con carácter íntegro, para que, después de haber nacido de nuevo y haber sido bautizado con el Espíritu Santo, tome posesión de las bendiciones materiales, familiares, económicas, etc.».

Las bendiciones espirituales sustentan las materiales

No es que esté mal buscar las bendiciones materiales, muy por el contrario, ellas son promesas de Dios y pueden y deben ser conquistadas. Sin embargo, cuando son puestas como prioridad y son conquistadas sin que antes la persona haya tenido un encuentro con Dios, ella no logrará mantenerlas por mucho tiempo. «Si usted prosperó, pero, no estableció en su interior el Reino de Dios, entonces, perderá lo que conquistó, porque lo que sustenta las bendiciones materiales son las bendiciones espirituales, es el Espíritu Santo. Pero, si el Reino de Dios está establecido en su interior, las bendiciones materiales serán consolidadas», enfatiza el obispo.

Si dices que ya entregaste tu vida en el Altar, pero no tienes una vida recta, no vives de acuerdo con la Palabra de Dios, tu comportamiento está muy lejos de lo que está escrito en ella. Si eres negligente, no cumples tus compromisos, mientes, vives en el engaño entonces, en realidad, esa entrega nunca sucedió, como señala el obispo. Primero necesitas entrar en el Reino de Dios, vivir en la justicia. Cuando eso sucede, ahí sí debes buscar las demás cosas y serán añadidas.

Este Ayuno de Daniel tiene esa finalidad, llevarte a entrar en el Reino de Dios, tener una experiencia personal con Él y recibir dentro de ti la plenitud del Espíritu Santo.

No obstante, para eso, es necesario pagar el precio: sacrificar todo lo que distrae tu mente y, en este lapso del Ayuno, desconectarte de información secular, diversión o cualquier tipo de entretenimiento. Purificarás tu mente para que el Espíritu Santo pueda tener libertad para hablar contigo.

«Aunque ya sea bautizado con el Espíritu Santo, necesita hacer el Ayuno para renovarse, para ser más usado por Dios, para saber lo que Dios desea de usted, para tener una relación más íntima con Dios», aconseja el obispo Macedo.

El Ayuno de Daniel inició el 21 de marzo y finalizará el 11 de abril. Puedes encontrar en este portal algunas sugerencias de lo que puedes hacer para alimentar tu espíritu.

  • dejar de fumar
    ¿Por qué es difícil dejar de fumar?

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/que-has-buscado-en-primer-lugar/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: