Para quién se siente despreciado

Para quién se siente despreciado

Por Departamento Web 2

Durante la reunión del Domingo de Resurrección, el obispo Franklin Sanches señalaba que la vida de una persona solo puede cambiar si recibe el Espíritu Santo, por ello, en la Universal, todos los días se habla de ese asunto. Muchos priorizan otras áreas de su vida porque no entienden la importancia de la presencia del Creador en su interior, no comprenden que Él es todo lo que necesitan; pero mientras no tengan ese encuentro con Dios, aun frecuentando la iglesia, se van a sentir frustrados, infelices y estarán cuestionándose por qué las cosas no les salen bien.

Sin embargo, aunque el Señor no exige perfección, para recibirlo, la persona tiene que ser sincera y entregarse por completo sabiendo que Su Espíritu es lo más valioso. Pero, para ello, tiene que sacar todo aquello que está guardado en su corazón, quitar sus prioridades y todo lo que ha considerado importante para que ahora Él sea el primero, lo más valioso. Sin importar quién sea ella ni su pasado, cuando permite que Jesús entre a su vida, Él se revela para ella y todo cambia.

«Y añadió: “Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en Tu Reino”. Entonces Jesús le dijo: “En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso”». (Lucas 23:42-43).

El ladrón que fue crucificado al mismo tiempo que el Señor Jesús es un ejemplo de esto, pues a pesar de sus pecados y los errores cometidos, cuando se arrepintió y buscó la misericordia de Dios, recibió su respuesta porque Él no desprecia a nadie, solo nos pide sinceridad.

Él ya no está aquí

Después de la resurrección, las Santas Escrituras señalan que María Magdalena, de quien Jesús había expulsado 7 demonios, fue la primera en ir al sepulcro, y viendo que el cuerpo no estaba corrió a contarle a Pedro y Juan, discípulos del Señor, quienes al enterarse fueron a corroborar esa información, pero como aun no entendían que había resucitado y tampoco se preocuparon, regresaron a sus casas; no obstante, ella deseaba encontrarlo y permaneció en el lugar llorando. Cuando ella entró al sepulcro, Jesús se reveló para ella. (Lee Juan 20:1-13).

El obispo comentaba que fue la sinceridad de María la que propició que Él se le apareciera, pues eso es lo que Jesús está buscando, personas que con sinceridad deseen encontrarlo. Como María Magdalena, quien con seguridad fue despreciada y criticada por mucho, pero no por el Señor y hoy no es diferente, Él no rechaza a nadie, sin importar quién sea ni su pasado: «cuando esa persona, en lo más profundo de su interior dice: “Jesús ten misericordia de mí, yo Te quiero conocer”, Él la escucha y se aparece para ella. Él no está buscando nobleza, belleza ni sabiduría humana, Él está buscando personas sinceras, solo eso es lo que quiere», recalcó.

«“Señor, si usted lo ha llevado, dígame dónde lo ha puesto, y yo me lo llevaré”. “¡María!”, le dijo Jesús. Ella, volviéndose, le dijo en hebreo: “¡Raboní!” (que quiere decir Maestro).  Jesús le dijo: “Suéltame porque todavía no he subido al Padre; pero ve a Mis hermanos, y diles: “Subo a Mi Padre y Padre de ustedes, a Mi Dios y Dios de ustedes”. María Magdalena fue y anunció a los discípulos: “¡He visto al Señor!”, y que Él le había dicho estas cosas.» (Juan 20:14-18).

A pesar de que ella había tenido una mala vida, era una mujer realmente entregada al Señor, por eso fue la primera en verlo después de Su resurrección. El Hijo de Dios no apareció para María su madre, tampoco para los discípulos sino para esa mujer pecadora que durante toda su vida había sido rechazada.

«He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.» (Apocalipsis 3:20).

«Tal vez usted también es esa persona, es despreciada, hecha a un lado, humillada por su familia, su pareja, sus hijos o por sus padres; quizás usted es un joven que sufre bullying, todos se ríen de usted, todos le hacen a un lado, nadie le valora, nadie le toma enserio, pero es justamente a usted que Jesús escogió, porque Él escoge a aquellos que todo el mundo hace a un lado. Él elige a aquellas personas que son humilladas, que son abusadas, violentadas; aquellas personas que sufren malos tratos; justamente, para esas personas más afligidas, más pequeñas, para personas como María, sinceras, Él aparece, se da a conocer y cambia sus vidas.

La historia registró que María Magdalena, la que todo el mundo despreciaba, fue justamente la primera en ver a Jesús. Usted en esta mañana también puede tener esa experiencia de ver a Jesús, y cuando yo digo ver, no es físicamente, sino verlo en su vida, entrar a dentro de su corazón, transformándole y dándole un nuevo rumbo a su vida. Eso es lo que sucede cuando una persona tiene un encuentro con Jesús. Esa experiencia es la que transforma la vida de una persona, no es el hecho de ir a la iglesia, sino conocerlo; cuando alguien se entrega para Él, el Señor se le aparece», mencionó.

El obispo concluyó invitando a los presentes a realizar una oración sincera delante del Altar para entregar su vida y recibir lo más valioso, el Espíritu Santo.

También lee: ¿Quién es este?

  • librito abierto
    ¿Sabes qué es el librito abierto mencionado en Apocalipsis?

Ofrenda Online

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/para-quien-se-siente-despreciado/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Abrir WhatsApp
💬 ¿Deseas hablar con un Pastor?
Pastor Online
Hola 🧑🏻‍💻 Dios te bendiga.

Envíenos un mensaje a nuestro WhatsApp, y vamos a brindar toda la atención que necesites👏🏻.