«Mi esposa me decía que dejara de tomar, pero yo no podía» 

«Mi esposa me decía que dejara de tomar, pero yo no podía» 

Por Departamento Web 2

«Tenía 14 años cuando comencé a depender del alcohol. No podía dejarlo, ni siquiera al constituir mi hogar. Mi esposa me aceptó y se casó conmigo aun sabiendo de mi problema. El tiempo no mejoró mi situación, el vicio fue empeorando junto con mi comportamiento. Por más que mi esposa me decía que dejara de tomar, no podía; además, las agresiones y ofensas de mi parte comenzaron, y no solo la golpeaba a ella, sino también a mis hijos. Dentro de mí había un hueco que ni el alcohol, ni el dinero, ni la familia, ni las mujeres pudieron llenar. 

Como seguía siendo el mismo, mi hija terminó diciéndome que me guardaba mucho resentimiento y que lo mejor era que me fuera de la casa. Sus palabras me dolieron e incluso lloré. Después, me separé de mi esposa por un tiempo. Aunque me di cuenta de que necesitaba a mi familia y que le estaba haciendo, no lograba cambiar ni dejar el alcohol.  

En ese estado llegué a la Universal. Escuchando lo que se enseña ahí, me percaté de que sí necesitaba a Dios. Solo Su presencia podía cambiar mi vida y ayudarme a dejar el alcohol. Pero, para que el Señor actuara, tenía que hacer mi parte, es decir, entregarle todo mi ser en Sus manos y perseverar usando mi fe. 

Él no me dejó sin respuesta: me dio fuerzas para dejar el vicio y el vacío que sentía se terminó cuando recibí Su Espíritu. También, aunque no fue de la noche a la mañana, Su bendición alcanzó a mi hogar. Mi familia me perdonó y somos muy unidos porque Dios es la fuente de nuestro amor y felicidad. Hoy soy otro, ya no agredo a los que amo ni soy infiel. El pasado quedó atrás.» -Alberto Alejandro

Aprovecha esta invitación

No te pierdas esta reunión especial. Fortalece tu alma y tu espíritu con el banquete espiritual que tendremos este día, pues sin duda, al usar tu fe, saldrás lleno de la presencia de Dios.

Te esperamos especialmente a las 7 p. m. en Av. Revolución # 253, col. Tacubaya, alc. Miguel Hidalgo, CDMX. O en la Universal más cercana.

  • fatiga
    «Estoy cansadísimo(a)», «no aguanto más», «no doy una»...

Ofrenda Online

El perdón que cura

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/mi-esposa-me-decia-que-dejara-de-tomar-pero-yo-no-podia/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Abrir WhatsApp
💬 ¿Deseas hablar con un Pastor?
Pastor Online
Hola 🧑🏻‍💻 Dios te bendiga.

Envíenos un mensaje a nuestro WhatsApp, y vamos a brindar toda la atención que necesites👏🏻.
%d