Dependiendo de con quién ande, será feliz

Dependiendo de con quién ande, será feliz

Por Departamento Web 2

¿Alguna vez se ha puesto a pensar en qué tan peligrosas o benéficas pueden ser las palabras que usted escucha? De acuerdo con lo que enseñó el obispo Franklin Sanches el pasado domingo 11 de septiembre, ya sean las palabras de Dios o las del diablo, estas tienen espíritu. Dependiendo de con quién hable y/o a quién escuche, eso le influenciará en su fe y en sus decisiones.

«La palabra del diablo siempre va a ser negativa, de desánimo, desaliento y dudas. En cambio, la Palabra de Dios, no: ella levanta, da fuerzas, da ánimo y le hace creer. Entonces, debe tener ese cuidado, pregúntese: ¿Con quién anda? ¿A quién escucha? ¿Con quién habla? Por un descuido, muchas personas terminan perdiendo lo más valioso que tienen: su salvación. Se terminan desviando de la fe porque escuchan a quienes no deberían oír. Para proteger su fe, necesita aprender a observar a quién le pone atención», explicó inicialmente el obispo Franklin.

Precisamente el primer Salmo del rey David contiene la receta para tener ese cuidado y, a la vez, vivir feliz:

«¡Cuán bienaventurado es el hombre que no anda en el consejo de los impíos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la silla de los escarnecedores, sino que en la ley del Señor está su deleite, y en su ley medita de día y de noche! Será como árbol firmemente plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto a su tiempo, y su hoja no se marchita; en todo lo que hace, prospera.» (Salmos 1:1-3).

Con base en lo anterior, el obispo explicó que «bienaventurado» es sinónimo de feliz, por lo tanto, felices son aquellos que no arriesgan su salvación por nadie. Además, cuando la persona hace de la Palabra de Dios su deleite, esta misma le dará sustento en las horas difíciles: «por medio de ella, Dios le da la guía que necesita para tener una vida en paz, bendecida. Cuando medita en la Palabra, Él le enseña a ser marido, esposa, madre, padre, hijo, trabajador, empresario. También le enseña a enfrentar su enfermedad. Vaya meditando en las palabras de Jesús y verá cómo eso le dará fuerza, mejor que cualquier consejo, porque la Palabra de Dios alimenta su espíritu, y si está alimentado, entonces, usted estará fuerte para enfrentar lo que sea. De manera semejante a un árbol plantado junto al río, así es quien tiene comunión con Dios, pueden venir cualquier tipo de crisis y aflicciones, pero siempre estará ahí fortalecido», agregó.

El Espíritu Santo es ese río, cuando Él entra en la persona, de su interior brota vida; por eso una persona que tiene el Espíritu de Dios nunca será depresiva. Al estar llena de vida y felicidad, lucha por salvar a su familia; y los demás ven ese cambio de carácter, porque el Espíritu Santo produce eso dentro del ser humano: transformación.

«Todos quieren ser felices, pero buscan de la manera equivocada, porque la gente busca la felicidad en una pareja, un vicio, el dinero, las amistades, pero no encuentra esa alegría. Sin embargo, cuando se tiene ese entendimiento, de sembrar esa vida junto al Espíritu Santo, entonces, siempre estará feliz, con ánimo y fuerza. Así que, ¿quiere plantar su vida en la Palabra, junto a las aguas?», finalizó el obispo.

Lee también: Cuidado, estas 3 voces son peligrosas

  • 3 de junio
    Celebración de Matrimonios 2024

Ofrenda Online

El perdón que cura

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/dependiendo-de-con-quien-ande-sera-feliz/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Abrir WhatsApp
💬 ¿Deseas hablar con un Pastor?
Pastor Online
Hola 🧑🏻‍💻 Dios te bendiga.

Envíenos un mensaje a nuestro WhatsApp, y vamos a brindar toda la atención que necesites👏🏻.
%d