Bendición de la Familia en Su Casa

Bendición de la Familia en Su Casa

Por Departamento Web 2

El pasado sábado 25 de diciembre se llevó a cabo la transmisión en vivo de la Bendición de la Familia en Su Casa, en donde el obispo Franklin, acompañado de su esposa y otros pastores, consagraron el pan de todas las familias que se unieron a la oración a través de las redes sociales de la Universal México.

Durante la transmisión, el obispo recalcó la importancia de que la familia se reúna para compartir en la mesa, algo que no solamente debe ocurrir durante la Navidad o en el Año Nuevo.

Explicó que en una familia las cosas no siempre son perfectas, pues puede haber diferencias, «eso no significa que la familia se va a separar, se va a desunir o se van a pelear. Esas diferencias siempre van a existir. Desde que nacimos ya somos diferentes, ninguna persona se parece a la otra. Hasta los gemelos, siendo gemelos, tienen diferencias de carácter, pensamientos y gustos», explicó.

https://www.facebook.com/364284267023965/posts/4616886468430369/

Mensaje especial

En el primer capítulo de la Biblia, en los primeros 3 versículos, encontramos un mensaje muy importante: «En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Entonces dijo Dios: Sea la luz. Y hubo luz» (Génesis 1:1-3).

Medita: ¿Cómo atraer al Espíritu Santo? (Parte 2)

Está escrito que el Señor creó los cielos y la tierra, pero ¿será que Dios creó algo imperfecto siendo Él el Todopoderoso? De acuerdo con el obispo Franklin, es evidente que Dios nunca crearía algo imperfecto. Incluso, la Palabra de Dios menciona que era la tierra la que estaba desordenada y vacía, no el cielo, pues este continúa en orden.

«La tierra era la que estaba desordenada y vacía, pero Dios no la creó así. La Biblia dice que las tinieblas estaban sobre la faz del abismo. Es decir, cuando las tinieblas entran en un lugar, entonces causan desorden y vacío», dijo.

Por ejemplo ¿quién se casa para divorciarse, o quién se casa para separarse? O ¿quién tiene hijos para hacerlos sufrir? Ninguna persona. Cuando uno se casa, es porque desea vivir con esa persona especial. Y cuando uno tiene hijos, es porque piensa ser un buen padre o madre y hacer a esa criatura feliz.

No obstante, después la persona comienza a ser infeliz con su pareja o no hay una buena relación entre padres e hijos. Pero en el principio no fue así. Sin embargo, cuando las tinieblas entran en su vida, ahí nace el caos.

«Por eso vemos tantas familias que eran felices, y de repente, todo se desordenó. Tal vez en este momento ustedes me están viendo ahí reunidos, pero hay un desorden familiar. Por cualquier cosa se gritan se pelean, no se escuchan, no hay comunicación entre la familia, no consiguen ni hablarse, ni compartir un pan. Porque cuando las tinieblas entran, provocan el desorden dentro del matrimonio y con los hijos», aclaró.

Pero cuando la Luz entra en sus vidas, todo cambia: los pensamientos, las actitudes, se van los traumas, los complejos, el dolor. «Esa Luz es el Espíritu Santo, cuando Él entra en su hogar, Él quita las tinieblas», continuó el obispo.

«Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz día, y a las tinieblas llamó noche. Y fue la tarde y fue la mañana: un día» (Génesis 1:4-5).

Lo descrito en los versículos anteriores es lo que sucede cuando el Espíritu Santo entra dentro de un hogar. Él separa de su familia los problemas, dentro de su casa hay Luz.

El obispo Franklin explicó que cuando esto sucede, todos pueden convivir, estar unidos, platicar y tener una buena relación de familia, pues Dios separa la Luz de las tinieblas: «el Espíritu Santo quiere cambiar su situación, pero para que Él lo haga, Él necesita su permiso».

Consagración del pan

El pan representa al Señor Jesús, Él es el pan de vida (Juan 6:48). Fue por este motivo que familias de toda la República Mexicana prepararon con anticipación un pan para participar recibir la bendición especial.

Sin duda, la Luz del Espíritu Santo entró en cada uno de los hogares para restaurar, sanar, traer paz y unión.

Te recomendamos: El significado de la oración del Padre Nuestro

  • Vida a Colores

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/bendicion-de-la-familia-en-su-casa-2/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games