Invocación de espíritus: cuando se le hace un llamado al mal

Invocación de espíritus: cuando  se le hace un llamado al mal

Por Departamento Web

¿La curiosidad le abre las puertas a entes malignos?

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Chicago revela que son muchas las personas que sienten curiosidad por entes o espíritus paranormales. Incluso el 70 % de los encuestados mencionó también sentirlo por la invocación de espíritus.

Primero entendamos una cosa: no es lo mismo invocación que evocación. La invocación hace referencia al llamado que se hace a algo o alguien, en este caso los espíritus por medio de rezos o conjuros sin que estos aparezcan de manera física. La evocación, por su parte, es el acto de llamamiento hacia una entidad como un espíritu, un demonio o cualquier otra de carácter sobrenatural. La evocación pretende “hacer aparecer visualmente” a la entidad evocada o conjurada.

El obispo Guaracy Santos, especialista en temas paranormales, asegura: «Los temas espirituales no son cualquier cosa, hay tomarlos con la seriedad que se requiere. Cualquier invocación de espíritus trae respuesta inmediata. Y que quede bien claro: la vida de una persona es alimentada por el espíritu al que invoca; si es un espíritu maligno, toma control de su mente y, al no contar con la protección del Altísimo, puede destruir todas las áreas de su vida».

Cuando abrimos espacios para que espíritus desconocidos entren, cosas malas pueden suceder. Un dicho popular dice: «la curiosidad mató al gato», por esta razón un amplio número de individuos sufren tormento espiritual. «Esta necesidad por saber más del futuro o del mundo espiritual, puede perjudicar a las personas. No se deben pisar terrenos espirituales malignos porque al final estos pueden traer grandes desgracias en las personas», finaliza el obispo.

«Sin saberlo, hacía invocaciones malignas»

Empecé a ir a lugares que invocaban a los espíritus, donde se realizaban diversos tipos de rituales, los seguía al pie de la letra con el fin de tener “buena suerte”. Repetía rezos con las puertas de la casa abiertas para que “ángeles llegaran a bendecirme”. Sin saberlo, este tipo de prácticas eran invocaciones malignas. Con el paso del tiempo, diversos entes se manifestaron en la casa.

Empezaron a moverse cosas solas, cuando estaba dormida me movían, me empujaban, hasta mi hija sufrió este tipo de tormentos. Además, había olores fétidos, como a podrido. Todo esto afectó mi salud, y tuve diversos padecimientos como insomnio, hipertensión, angustia… continuamente presentía que algo malo me iba a pasar y que me iba a morir.

Llegué al Templo de los Milagros, y poniendo en practica la Palabra de Dios, fui constante en las reuniones de los viernes por la liberación espiritual de este tipo de males, todo basado en la Palabra de Dios. Con la fe puesta en el Señor Jesús, cada uno de mis tormentos espirituales tuvo fin. Dejé de sentir las presencias extrañas en la casa, mi hija y yo pudimos dormir bien. Ya no siento la necesidad de buscar la “buena suerte” porque ahora cuento con el cuidado de Dios.

Hoy que me encuentro libre de todo mal, puedo constatar que, para estar bien en todos los sentidos, más que rituales necesitamos buscar la guía y protección del Altísimo.» -Isabel Ortiz

Ofrenda Online

«Mi vida profesional estaba frustrada hasta que recibí el Espíritu Santo»

Platicar con un Pastor

[3cx-clicktotalk 404 "Not Found"]

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/2020/03/19/invocacion-de-espiritus-cuando-se-le-hace-un-llamado-al-mal/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games