¿Te sientes sin motivación para levantarte todas las mañanas?

¿Te sientes sin motivación para levantarte todas las mañanas?

Por Departamento Web 2

Hay un problema muy común en el ser humano: murmurar.

Un ejemplo clásico citado en la Biblia es el del pueblo de Israel. Cuando salió de Egipto y fue guiado por Dios en el desierto, aun teniendo todas sus necesidades suplidas por el propio Dios —desde alimento, protección contra el calor y el frío, hasta su ropa y sandalias que no se desgastaban—, de igual modo ellos murmuraban, y no escondían su insatisfacción por todo. No lograban ver ni valorar las maravillas que Dios había hecho y continuaba haciendo en medio de ellos. En lugar de eso, lo culpaban por las dificultades que enfrentaban en el desierto.

Así también sucede con muchas personas que no ven motivación en nada. Siempre están cansadas, desanimadas, sin ganas de nada. Todo lo consideran una eterna monotonía, y peor, siempre están buscando a un culpable de su insatisfacción.

Ellas suelen decir: «No sé por qué mi vida es una rutina fastidiosa, no hay nada nuevo, no hay entusiasmo, mi vida es dormir, despertar, trabajar, dormir de nuevo. No veo ningún motivo para levantarme todas las mañanas».

No seas descuidado

«Es increíble cómo el ser humano tiene una gran capacidad para encontrar culpables por todos lados. Pero una gran dificultad para mirarse por dentro», explica el obispo Renato Cardoso.

No obstante, el obispo explica la razón tanto del pueblo de Israel como de estas personas por la que viven insatisfechas por todo y actúan así: es porque hacen las cosas de cualquier manera.

«Si usted trata su empleo de cualquier manera, tendrá dificultades para levantarse por la mañana. Se irá a su trabajo como si una oveja se fuera al matadero», destacó.

Te sugerimos: Poderoso secreto para permanecer de pie

No trate su vida con Dios como un peso

Y así también es con la vida espiritual. Si tratas tu vida espiritual de cualquier manera, con desprecio, con desdén, entonces, tu oración, leer la Biblia, ir a la iglesia, en fin, todo lo relacionado con tu vida espiritual se vuelve un peso para ti.

«Usted es capaz de leer un libro de ficción dos veces más grueso que la Biblia, pero no es capaz de leer la Biblia durante cinco minutos. Debido a que trata su vida espiritual de esa manera, el cansancio proviene de usted. Usted ya no logra ir a la iglesia porque empieza a encontrar defectos: ahora es porque no le agrada el pastor, luego porque hay personas que le decepcionaron, porque el aire acondicionado está muy frío o no está funcionando, o el micrófono está muy alto, siempre hay un problema. ¿Por qué? Porque en realidad el problema está dentro de usted, pero usted no quiere enfrentar eso. Usted no quiere mirarse al espejo, usted quiere echarle la culpa a alguien», concluyó el obispo.

¿Qué hacer para vencer el fastidio?

El obispo enseña que la primera cosa que necesitamos hacer es reconocer que ella proviene de la rutina impuesta por nosotros mismos. Es la forma en que miramos y tratamos lo que nos causa ese cansancio.

Él incluso enseña que el secreto es cambiar la forma de mirar y hacer las cosas diferentes de lo que has hecho diariamente. «Si usted ha repetido las mismas actitudes y ha tenido los mismos resultados, es natural que si usted quiere resultados diferentes, usted necesita tomar actitudes diferentes, es decir, necesita hacer algo más allá de lo que ha hecho», resalta.

Entonces, para vencer todo ese cansancio espiritual, también necesitas empezar a tratar tu vida espiritual de manera diferente. En lugar de estar mirando a las personas, empieza a mirar lo que le estás ofreciendo a Dios: tu oración, tu motivación para ir a la iglesia, la meditación en la Palabra de Dios. Empieza a dedicar los primeros minutos de tu día para meditar en la Palabra, en lugar de abrir las redes sociales, ver noticias, abre la Biblia y lee, por lo menos, un versículo, como sugiere el obispo.

Es decir, haz de tus ofrendas algo placentero y te sorprenderás por el resultado. «Cambie primero para que, entonces, su vida cambie. Si no cambia, su vida no cambia, y ella se vuelve un fastidio. ¿Quiere novedades? Haga cosas nuevas», finaliza.

Ayuno de Daniel

El Ayuno de Daniel es una excelente oportunidad para quien desea vencer el desánimo espiritual. Esto es porque este es un momento de consagración a Dios. Durante 21 días, aquellos que desean acercarse a Él, renuncian a cosas placenteras para enfocarse en recibir el Espíritu Santo.

Este propósito ya comenzó y finalizará el 31 de diciembre. Si te das cuentas de que necesitas este momento con Dios, haz clic aquí y descubre más sobre el Ayuno de Daniel.

Medita en: Si alguien no tiene el Espíritu de Dios no es de Él

  • voces
    ¿A qué voces les has dado oídos?

Ofrenda Online

Socorriendo a habitantes de Aguascalientes

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/te-sientes-sin-motivacion-para-levantarte-todas-las-mananas/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: