«Sufrí en silencio los años de abuso»

«Sufrí en silencio los años de abuso»

Por Social Media

Para muchas personas esa es su realidad, pues quienes pasan por situaciones traumáticas como el abuso, pocas veces se atreven a alzar la voz. Tan solo en los Estados Unidos, las estimaciones indican que al menos el 60 % de los adultos experimento un evento traumático durante su infancia. No obstante, las cifras podrían incluso ser más elevadas ya que nadie está exento de sufrir un trauma, pues, según la definición del Mental Health Connection of Tarrant County, un trauma es toda experiencia dolorosa y angustiosa que produce efectos negativos psicológicos y físicos que perduran al pasar del tiempo. 

No existe un parámetro de lo que es o no es un trauma, y, dado que para una persona algo puede resultar traumático y para otra no, esto será definido por la propia experiencia del individuo. Sin embargo, los traumas infantiles más comunes son las experiencias negativas como los accidentes (un choque), desastres naturales, enfermedades o discapacidades, el divorcio o muerte de alguno de los padres, así como el abuso físico, psicológico y sexual (rechazo, abandono, humillación y ridiculización, violación u hostigamiento sexual y el acoso escolar). 

Flor Solís es una sobreviviente de un trauma infantil, pues desde niña sufrió maltrato físico por parte de su madre y abuso sexual por parte de su padre: «De los 6 a los 16 fui víctima de abuso sexual, eso me llevó a entrar en una fuerte depresión. No entendía por qué me tocó vivir aquello, me culpaba y nunca pude hablarlo con nadie. Durante años le guardé mucho odio a mi papá, descargaba mi ira con mis hermanos e, inclusive, practiqué el cutting.»  

El haber sufrido un trauma infantil triplica el riesgo de tener un padecimiento en el área de la salud mental durante la vida adulta, señala una investigación publicada en la revista European Archives of Psychiatry and Clinical Neuroscience. 

«Fue doloroso saber que mi padre le hizo lo mismo a mi hermana. Pensé que, si hubiera hablado, ella no habría sufrido. Esto me llevó a intentar quitarme la vida, pero solo terminé inconsciente. Traté de refugiarme en el alcohol y marihuana, también con una pareja, sin éxito.» añadió. 

Esta es la situación de muchas personas quienes, al no poder hablar del tema y por ende pedir ayuda, se ha complicado que cicatrice la herida en su alma. El disfrazar ese dolor solo les ha acarreado problemas no solo en su salud mental sino también en sus relaciones interpersonales, en su salud física y en su autoestima. Los especialistas señalan que por ello es importante estar atentos a los signos de alerta como los cambios de humor frecuentes, problemas de sueño, incontinencia urinaria, náuseas, miedo, ansiedad, aislamiento y agresividad. 

 ¿Qué hacer en esos casos? 

Los profesionales de la salud sugieren que lo mejor es acudir con un experto en esta área. Si su familiar se encuentra en esa situación, mantenga una escucha activa, sin juzgar y busquen grupos de apoyo, tanto psicológico como espiritual, que les puedan dar soporte y acompañar en todo el proceso para sanar los dolores de la infancia y sus consecuencias en la vida adulta. 

Así fue como Flor logró superar esa situación, pues gracias a una invitación llegó a la Universal, en dónde descubrió que es posible sanar el dolor del pasado: «al principio no quise ir por que pensaba que para mí no había solución. Pero cuando fui, hablaron sobre el perdón; era algo difícil en mi caso, pues ¿cómo perdonar a quien te destruyó? Sin embargo, entendí que perdonar era una decisión y le entregué a Dios todo mi pasado en el Altar. Aunque también fue complicado, le pedí que cambiara mi manera de ser, pues intenté cambiar por mí misma y no lo logré. Dios, por medio de mi fe, fue transformándome poco a poco, curó mis heridas y sacó el odio de mi corazón: perdoné. Solo el Espíritu Santo pudo llenar mi vacío.» 

FUENTES: «Traumas infantiles más comunes» en Centro Vitae / «Statistics» y « What is trauma?» en Mental Health Connection of Tarrant County / «Eventos traumáticos y los niños» en MedlinePlus / «Sufrir un trauma en la infancia triplica el riesgo de desarrollar un trastorno mental grave de adulto» en RTVE 

Hay esperanza

Si has estado triste o tienes depresión, te invitamos a participar en las reuniones del Templo de los Milagros: Av. Revolución núm. 253, en la colonia Tacubaya, CDMX. Por tu fe, es posible superar el mal del siglo.

También puedes consultar el horario de la reunión en la Universal más cercana a tu domicilio.

(*) La asistencia espiritual no sustituye los cuidados médicos. Será el tipo de trastorno, su origen y el modo de ser de la persona los que configurarán la manera de orientar, en cada caso.

  • fatiga
    «Estoy cansadísimo(a)», «no aguanto más», «no doy una»...

Ofrenda Online

El perdón que cura

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/sufri-en-silencio-los-anos-de-abuso/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Abrir WhatsApp
💬 ¿Deseas hablar con un Pastor?
Pastor Online
Hola 🧑🏻‍💻 Dios te bendiga.

Envíenos un mensaje a nuestro WhatsApp, y vamos a brindar toda la atención que necesites👏🏻.
%d