«Perdí mi casa y me endeudé con 1 millón de pesos»

«Perdí mi casa y me endeudé con 1 millón de pesos»

Por Departamento Web 2

«Mi historia comienza cuando presté un auto de mi propiedad y en él se cometió un delito, por lo cual empecé a ser perseguida jurídicamente. Eso me lleva a buscar abogados, para eso, tengo la necesidad de hipotecar mi casa y poder pagar esa situación. Cuando me sacaron de mi casa, me fui a vivir con mi hermana, porque no tenía en dónde quedarme, había quedado completamente en la calle. Mis muebles se los llevaron los mismos abogados, me quedé sin nada.

Eso me hizo sacar a mis hijos de la escuela particular en donde ellos estudiaban.

Toda esa situación me llevó a endeudarme al grado de deber un millón de pesos. Luchaba por pagar, luchaba por quedar bien de alguna manera con las personas que habían confiado en mí. Pero cobraban intereses altísimos, era imposible pagar. Yo daba mi sueldo, lo que nosotros recibíamos mes con mes para pagar esas deudas tan altas.

Esta situación vino a raíz de envidias, de brujería, de cosas que no entendía ni comprendía. Tener una carrera, un trabajo permanente, estable, donde tenía puntualmente mi pago, de nada me servía porque completamente era para las deudas. Quedé angustiada, nerviosa, con mucho insomnio.

Al pasar esta humillación, todo el mundo se alejó de mí. Eso me marcó, me dejó en una situación muy difícil y vergonzosa. De haber tenido una vida buena, sin carencias, llegar a ese extremo fue lo más difícil que pasé.

Como madre me sentía frustrada, como mujer me sentía desolada, abatida, en una situación muy desesperante. Me sentía desvalorada, que todos mis esfuerzos por darles a mis hijos lo mejor se veían truncados.

Llegué a la Universal por un programa que vi en la televisión. Al llegar ahí, iniciaba la Hoguera Santa, me llamaron la atención los testimonios que escuchaba. Eso me motivó a participar en una de ellas, confiando en que Dios iba a dar la respuesta y así fue. La primera respuesta fue que en el juicio para recuperar mi casa pude obtener ese beneficio a mi favor.

Posteriormente, viendo la manifestación de Dios en mi vida, fui participando en otras campañas más. Dios quería que pusiera todo lo que tenía, dentro de mí, todo lo que era, todos mis rencores, mis odios, mis resentimientos, todas mis frustraciones. Él cambió mi historia y medio paz.

Cuando recuperé mi casa, me la dieron desmantelada. Dios me fue dando condiciones para que la fuera arreglando y amueblando poco a poco. También me dio las condiciones de tener una camioneta y poder viajar.

Mis hijos pudieron seguir estudiando y terminar sus carreras. Ya no tenemos limitaciones, podemos disfrutar lo que tenemos. En el transcurso de esta pandemia, la situación para nosotros no cambió, seguimos con las puertas abiertas, con las mismas oportunidades de trabajo. Pero la mayor bendición que he recibido de Dios es recibir Su Espíritu. Su presencia en mi vida significa todo, no hay nada que se pueda comparar con saber que Él está conmigo. A donde sea que vaya, Él va. Todo lo que hago es guiado por Su presencia.» -Julia Espinoza

30 de julio: oportunidad que no te puedes perder

Más allá del grado millonario de Julia Espinoza o menos, expertos informan que al menos 8 de cada 10 mexicanos están endeudados. Ya sea por una tienda departamental, bancos o conocidos, a la mayoría le es difícil pagar sus deudas. Sobre todo porque los valores superan sus ingresos (y esto sucede en cualquier contexto).

Pero, la historia de Julia demuestra que luchando con Dios como aliado es posible lo que humanamente hablando es imposible.

La transformación de vida de Julia Espinoza no fue de un día a otro. Fue perseverante en su fe para ser bendecida y ser la propia bendición. Así que, sea cual sea tu situación, no te rindas.

Si lo único que has tenido en tu vida son pérdidas o de repente empezaste a perder de la nada, aun hay oportunidad. El viernes 30 de julio se llevará a cabo la Velada de la Lucha con Dios. Es la oportunidad para demostrarle a Él tu fe.

A las 7 p. m., te esperamos en el Templo de los Milagros, Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya. O bien consulta el horario en la Universal más cercana a tu domicilio.

  • 5 profecías
    La realidad que no se ve

Ofrenda Online

El reflejo de la gran destrucción económica


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/perdi-mi-casa-y-me-endeude-con-1-millon-de-pesos/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: