No dejes a Dios en segundo lugar

No dejes a Dios en segundo lugar

Por Social Media

Actualmente, mucha gente no tiene como prioridad buscar a Dios y esa es la principal razón de los fracasos y las desilusiones. La mayoría busca primero los valores materiales o placeres, pero Dios queda en segundo término en su vida, siendo que la mejor inversión que alguien puede hacer es en su fe.

¿Cómo se invierte en la fe? Meditando en lo que dice la Biblia, practicando con inteligencia sus consejos, amando y obedeciendo a Dios. Cuando se vive así, hay bendiciones, paz y eternidad como retorno de parte de Dios y Él nos cuida.

Algo es cierto: nadie nos podrá dar lo que el Señor Jesús es capaz de darnos y Él vale más que todo lo que hay en este mundo. Dios no necesita nada nuestro, somos nosotros quienes Lo necesitamos. Por eso, somos nosotros quienes debemos humillarnos ante Él y buscarlo.

El Señor Jesús quiere darte todo: salud, paz, prosperidad… en fin, vida plena y abundante. Él sabe todo lo que necesitas y tiene poder para dártelo, pero es necesario que tomes la decisión correcta que es invertir en tu relación con Él y practicar Su consejos.

 

“Me había resignado a ver sufrir a mi hijo porque era imposible que sanara”

 

Cuando me casé, lo hice con la finalidad de ser feliz. Tenía una historia de dolor y sufrimiento en mi niñez, pero pensé que en mi etapa adulta todo sería diferente. No obstante, mi realidad no fue lo que esperaba, ya que mi esposo era alcohólico y mi hijo fue diagnosticado con el Trastorno de Déficit de Atención.

Los médicos me decían que para este mal no había cura. Recorrí neurólogos, psiquiatras, psicólogos, pero por más tratamientos, terapias y medicamentos que le daban, no veía ninguna mejora. Económicamente no afectaba al principio, sólo que cuando mi esposo se quedó sin empleo fue peor.

Sentía un enojo profundo con la vida, ¡por qué tenía que ser tan infeliz! Ya me había resignado al diagnostico médico y a que estuviéramos en esa situación. Era un dolor en el alma muy fuerte. Me regalaron un periódico del Centro de Ayuda Universal, al conocer sobre el Ayuno de los Casos Imposibles, participé y perseveré. Aprendí a usar mi fe para terminar con aquello que humanamente era improbable que sucediera.

Uno de los mayores milagros que obtuve fue la recuperación de mi hijo al 100 por ciento. Y al ser constante en las reuniones, fui venciendo cada problema. Mi esposo dejó el vicio del alcohol, encontró trabajo y hoy vivimos con tranquilidad, esto gracias a la confianza que la fe en el Señor Jesús nos da”, Citlali Ynsunza.

 

Quizá te interese: Para vencer los días malos de la vida

  • Ciudad Juárez

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/no-dejes-a-dios-en-segundo-lugar/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games