La timidez es cosa de tu mente

La timidez es cosa de tu mente

Por Social Media

Muchos hombres se inclinan ante los desafíos porque se convencen de que no logran vencerlos.

La vida de un hombre no existe sin desafíos. Esto, además, muchas veces distingue a los vencedores de los que no llegan a las conquistas que tanto anhelan (siempre que tengan buenas ambiciones). Pero no sirve de nada tener ambición y no usarla.

Sucede que, muchas veces, existe un obstáculo a vencer: la timidez. Esta es la materialización de un miedo, una excusa que el cerebro da de sí mismo de que su sueño no puede realizar una cosa u otra. Esa excusa sin sentido debe ser evitada a toda costa, como explica el obispo Renato Cardoso: deje de decir y de pensar que usted es tímido y miedoso. Ya vi muchas personas llenas de potencial que quedaron atoradas en su vida, incluso ante desafíos pequeños, porque decían y pensaban cosas como»no soy inteligente, no tengo solución para tal cosa, soy tímido». Cuando usted dice eso, realmente termina entrando en ese personaje. Usted actúa de la forma que habló, pues nuestro cerebro se alinea mucho con nuestra boca».

Por ese motivo, muchas veces, un hombre huye de la interacción social, se queda callado cuando haría toda la diferencia decir algo en un determinado momento y no asume algún proyecto más desafiante, por ejemplo.

Solo que es necesario entender que una dificultad es una prueba. ¿Por qué unos son aprobados y otros no? Porque resisten. La historia de la Humanidad es recordada por la óptica de los vencedores, ya que, si ellos no hubieran creído y perseverado, no habría historia para ser contada.

No deje que ese autoengaño de la timidez atore su vida. En la Biblia, en el libro de Jueces, Gedeón llamó a 32 mil hombres para la guerra, para defender su tierra de los enemigos madianitas. Solamente 300 quedaron para luchar por su territorio. «No había nada de especial en aquellos 300 que en los demás 31.7 mil que fueron rechazados. Solo había dentro de ellos una creencia, una disposición. Ellos no dejaron de creer en sí mismos, no se dejaron acomodar, relajar, ni entregarse al problema. Perseveraron», dijo el obispo.

Él incluso agregó: «cuando un hombre entiende que la dificultad es una prueba, que le puede aprobar o rechazar, él se dice a sí mismo: «no me voy a inclinar ante esta prueba, no seré rechazado, no voy a perder mi matrimonio, no voy a inclinarme porque sufrí una injusticia». De esa forma usted sale adelante».

Alineado con Dios

Gedeón solo es uno de los ejemplos bíblicos de quien descubrió la fuerza de Dios por encima de cualquier desafío. Las mayores victorias vinieron para ellos precisamente en el momento de las mayores dificultades de sus vidas. Como siempre se ve en los testimonios de este portal. A final de cuentas está escrito:

«Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio» (2 Timoteo 1:7).

Y la Biblia orienta, una vez más, sobre cómo portarse: «Y cuando os lleven a las sinagogas y ante los gobernantes y las autoridades, no os preocupéis de cómo o de qué hablaréis en defensa propia, o qué vais a decir; porque el Espíritu Santo en esa misma hora os enseñará lo que debéis decir» (Lucas 12:11-12). Esto se aplica en todos los ámbitos: al presentar un proyecto profesional, al pedir la mano de la mujer amada o en cualquier otro desafío. Quien lo consiguió, se atrevió a creer en Dios y en sí mismo.

Por lo tanto, blíndate contra la timidez,  cuidado con tu vida espiritual, y confía en Dios por encima de todo. Recuerda siempre este versículo: «Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?» (Romanos 8:31). Ese es el secreto de los vencedores, alineados con Dios y con Su voluntad.

  • productos de higiene
    Productos de higiene: ¿cada cuánto deben cambiarse?

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/la-timidez-es-cosa-de-tu-mente/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: