La base de un buen matrimonio

La base de un buen matrimonio

Por Social Media

Someteos unos a otros en el temor de Dios. Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor. […] Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella…” (Efesios 5:21-25).

Después de la Salvación, el siguiente aspecto más importante es la vida amorosa, por eso es tan significativo el compromiso.

No obstante, hay parejas que tratan mejor a los desconocidos que a sus propios cónyuges, parece como si tuvieran un rechazo hacia el ser amado y de tanto que se faltan al respeto, ellos mismos han hecho que su hogar parezca más un campo de guerra que un lugar lleno de paz.

Como marido y mujer se deben complementar cada uno poniéndose en el lugar que les corresponde, uno como cabeza y el otro como cuerpo.

Si bien el Señor Jesús enseña a sus hijos que el matrimonio es para toda la vida, puesto que lo que Él une no lo separa nadie, el secreto para lograr que esa unión sea hasta que la muerte los separe radica en el temor a Dios.

Temor significa respeto, fidelidad y es el mismo que nos lleva a vivir en sacrificio para agradar al ser amado, es la base de todos los matrimonios, de la felicidad; si llega a faltar, las infidelidades no tardarán en llegar y pondrán en riesgo su propia Salvación.

¿Ves cómo cuando estás bien en tu vida espiritual también se refleja en tu relación? Por eso, busca a Dios y, aún con problemas, la paz reinará en tu casa.

 

 

No existe privacidad en una relación

 

Actualmente, las parejas pelean por cosas como “este celular es mío”, “es mi red social”, “tienes que respetar mi privacidad”, etcétera… Esto trae problemas a su relación.

La realidad es que en el matrimonio no hay privacidad y solo se preocupa con eso quien esconde algo.

Una cosa es tener momentos a solas y otra que quieras esconderle todo a tu pareja, privacidad no tiene nada que ver con el carácter.

No escondas nada, sé transparente y la desconfianza no tendrá lugar en su vida.

 

 

Los años de dolor quedaron atrás

 

Luis

De 11 años que llevo casado, pasé 10 entre pleitos, insultos, golpes y separación por dedicarme más al trabajo que a mi familia.

Separados la busqué y decidimos darnos otra oportunidad. Al entregarle mi vida a Dios, restauró todo. Con mi esposa estoy tan bien que parecemos otros de tan bien que nos tratamos. Somos muy felices”.

 

Nancy

Por la falta de atención de mi esposo, aún casada me sentía sola. Peleábamos, nos agredíamos y al separarnos caí en depresión.

Así pasaron 15 años hasta que, en la Terapia del Amor, aprovechamos la oportunidad que Dios nos daba para unirnos de nuevo, pero ahora renovados. Mi matrimonio hoy es lo que siempre soñé. Él me lo concedió”.

 

 

Sigue leyendo: Pornografía: La “Escuela del Amor Responde” revela qué hay por detrás

 

 

 

  • Vacunas: mitos y realidades
    Vacunas: mitos y realidades

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/la-base-de-un-buen-matrimonio/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games