Hay batallas que solo tú puedes enfrentar

Hay batallas que solo tú puedes enfrentar

Por Social Media

¿Cuántas veces fuiste traicionado por la frase: “Confía en mí” Y a la mera hora te abandonan o no cuentas con nadie para ayudarte? Esta situación se refleja constantemente en la Biblia, un ejemplo es Josué.

“Todo el pueblo que había salido de Egipto, los varones, todos los hombres de guerra, habían muerto en el desierto” (Josué 5:4). ¿Sabías cómo era el ejército de Josué? Si todos los hombres de guerra ya habían muerto en el desierto, entonces, ¿de qué se conformaba el ejército de Josué? De Ancianos, niños, personas inválidas… En resumen, Josué no contaba con nadie.

Existe una batalla que Dios nos da para enfrentarlas uno mismo. ¡Solo tú puedes hacerlo!

A veces, estás esperando la ayuda de los demás, esperando unas migajas de otros, que alguien hable de ti para un trabajo, que te abran las puertas, que te den la mano. ¡No! No esperes nada de nadie.

Al ver el tamaño del problema puede que quieras que los demás peleen una batalla que solo tú tienes que luchar. No temas por lo que sucederá más adelante, porque los planes de Dios no fallan.

 

 

Por no encontrarle sentido a la vida, quise morirme

 

Alma Reyes

Los problemas familiares en mi casa eran el pan de cada día, crecí entre peleas, maltratos, vicios, tristeza y eso hizo que trasladara todos los traumas de la infancia a la edad adulta.

Mi vida era un infierno, en lo laboral perdía los trabajos, la salud era peor, por la sangre que perdía al tener quistes ováricos, me dio anemia. Ni en mi familia encontraba refugio pues estaban perdidos en los vicios. Las lágrimas inundaban mi rostro y mi autoestima estaba por los suelos.

Aunque nunca tuve el valor de suicidarme, al no encontrar razón ni sentido de seguir viva, si quise morirme.

Busqué ayuda en todos lados, pero en ninguno me dieron una solución por eso cuando supe por medio de una invitación que había un lugar donde me podían apoyar, que era la Universal, asistí.

Participando en los Casos Imposibles con el tiempo aprendí a usar la fe inteligente y Dios no solo restauró a mi familia, sino mi interior también.

De ser una mujer insegura, hoy soy sabia y no dejo que nadie me lastime. Los traumas, miedos y pensamientos malos sobre mí, se esfumaron.

Mi Señor secó mis lágrimas, esas que el mundo me provocó, hoy soy feliz en todos los aspectos”.

 

 

Sigue leyendo: ¿Morirás sin realizar tus sueños?

  • objetos poseídos

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/hay-batallas-que-solo-tu-puedes-enfrentar/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games