“Estuve preso un año por un delito que no cometí”

Por Social Media

¿Quién puede vivir 30 años sufriendo, encarcelado injustamente y aun así no guardar rencor? Soy Juan Pablo y esta es mi historia:

Juntarme con mi esposa fue difícil, ya que ambos veníamos de familias disfuncionales, por eso quisimos vivir juntos antes de casarnos y, aunque al principio nos llevábamos bien, los problemas llegaron con el nacimiento de mis hijos.

De mi parte, había infidelidades, la corría de la casa, me juntaba con malas amistades y regresé a los vicios. Ella tenía problemas espirituales tan fuertes que un día quiso matarme. Buscando una solución nos mudábamos de casa, prometíamos cambiar y no lo lográbamos, había golpes, no teníamos para comer… ¡parecía no haber salida!

Sin embargo una luz brilló, pues en una noche de insomnio mi esposa vio el programa del Centro de Ayuda Universal. Ella llegó primero y pidió por mí, pues yo estaba encarcelado esperando sentencia. ‘¡Si Dios existiera yo no estaría preso!’, le decía a mi esposa furioso y ni así dejó de orar por mí. Sé que Él me mandó un abogado, porque a los cuatro meses salí de la cárcel.

Empezamos a participar juntos en las reuniones y pude comprobar que Dios está Vivo. Mi vida no mejoró, cambió en todos los aspectos. Tenemos paz, tranquilidad, no hay vicios ni infidelidades. Las deudas ya no existen, tenemos dos empresas y autos, un matrimonio restaurado… ¿qué más puedo pedir? Toda esa dicha viene de la mano de Dios», Juan Pablo Godínez.

 

 

Para escuchar su historia completa, da click en el siguiente video:

 

 

Te puede interesar: Sepa cómo es la vida de los cristianos en una prisión norcoreana

  • La normalidad que no es normal
    La normalidad que no es normal

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/estuve-preso-un-ano-por-un-delito-que-no-cometi/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games